GANAN TERRENO LAS FAMILIAS MONOPARENTALES EN MEXICO

Guadalajara, 27 de Enero de 2006.- De 20 millones de familias que existen en el país dos millones son monoparentales, es decir, están encabezadas por la madre o el padre, señaló la subdirectora general del DIF nacional, Olga Rosas Maya.

Al participar en el Foro Etico Mundial que se desarrolla en esta ciudad, la funcionaria del sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) nacional dijo que en 1990 sólo 1.5 millones de familias eran monoparentales, situación que sin duda ha ido al ascenso.

Destacó que actualmente las familias encabezadas por mujeres crecen más rápido que las dirigidas por los varones y debido al ritmo de vida que se vive, ha aumentado el número de familias en donde ambos cónyuges tienen que trabajar.

Rosas Maya precisó que a través de la Encuesta Nacional de Dinámica Familiar que se realizó en todo el país, se pudo constatar que en la mayoría de los hogares extensos conviven hasta tres generaciones en la misma casa.

Además se pudo establecer que casi la mitad de los hijos y una tercera parte de las hijas se comunican diariamente con sus padres en el ámbito rural, sin embargo para las mujeres y hombres jóvenes las figuras más cercanas son los hermanos, amigos y en tercer lugar la madre.

La funcionaria precisó que también se pudo constatar que en el 51 por ciento de los hogares los gritos están presentes, además que las mujeres ayudan más que los hombres en tres de las cinco situaciones graves: la muerte de un pariente, una enfermedad grave o cuando hay problemas económicos serios.

Rosas Maya destacó que una quinta parte de las más de 20 mil familias encuestadas coincidió en señalar que es poco o ninguno el cariño que se prodigan los miembros de la familia entre sí, es decir no hay manifestación de amor entre ellos.

Los motivos de conflicto más frecuentes están relacionados con la concesión de permisos y la autoridad, las dificultades de convivencia o comunicación y los problemas relativos a la conducta o educación de los hijos.

Consideró que para poder concretar una verdadera política de lo familiar, es necesario promover una alianza con los poderes de la federación, los tres órdenes de gobierno y los diferentes actores de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.