El sistema nervioso

La Biblia nos dice en el Salmo 139 que Dios nos hizo a cada una de una manera maravillosamente compleja. Cada parte de nuestro cuerpo fue diseñado y moldeado por el mejor y el más creativo diseñador. Queremos compartir contigo información acerca de una parte de nuestro cuerpo que no vemos pero que todas tenemos en nuestro interior: El sistema nervioso. En realidad lo tenemos por todo nuestro cuerpo y controla nuestros movimientos. El cerebro forma parte de este sistema.

El sistema nervioso es la red de comunicación del cuerpo. Cada movimiento que haces es el resultado del Sistema Nervioso operando en tu cuerpo. Movimientos tan sencillos como levantar una pierna o un brazo significa que el cerebro debe enviar un mensaje a través de la espina dorsal a los nervios pegados a los músculos de tu pierna o brazo. Los nervios que están allí reciben el mensaje y responden.

El sistema nervioso está agrupado en dos sectores:
1) El cerebro y la espina dorsal forman el Sistema Nervioso central. Como bien sabemos el cerebro se encuentra en la cabeza y se conecta a la espina dorsal que recorre el interior de la columna vertebral. La línea de los huesos de la columna esconden y protegen el cordón de la espina dorsal.
2) Y en segundo lugar los nervios componen el sistema nervioso periférico. Está formado por millones de nervios que salen de la espina dorsal y se distribuyen por todo el cuerpo desde la punta de los dedos de los pies hasta la cabeza.
Estos nervios reciben y envían mensajes a través de todo el cuerpo.

1) Observemos el sistema nervioso central:
*El Cerebro: Es uno de los órganos más importantes que tenemos. Mantiene todo unido. El cerebro es como el jefe. Cuando envía una orden, el sistema nervioso se asegura de cumplirla.
Su peso es de alrededor de 1.4 kilogramos y tiene tres partes principales: el cerebro, el cerebelo y el tronco del cerebro.
El cerebro es la parte más grande y las diferentes secciones de él ayudan al cuerpo a desarrollar las diferentes actividades. Por ejemplo, los ojos reciben señales del sector posterior izquierdo del cerebro. Si aquella parte del cerebro estuviere lastimada por alguna razón, experimentaras problemas con tu visión, sino ceguera. Otras funciones por las cuales el cerebro es responsable son: el gusto, el oído, el olfato y el habla.

El cerebelo: es la parte más pequeña del cerebro que se ubica abajo y detrás del cerebro. Esta parte del cerebro está encargada del equilibrio y la coordinación.

El tronco del cerebro: conecta el cerebro con la espina dorsal. Esta parte del cerebro controla funciones automáticas del cuerpo tales como: la respiración, la digestión y los latidos del corazón.

Las computadoras son máquinas increíbles. Ellas pueden almacenar grandes cantidades de información, elevar los aviones al espacio y aún nos permiten comunicarnos con amigos en diferentes partes del mundo.
Pero aún la computadora más poderosa, no es tan complicada como el cerebro.

Una computadora puede resolver difíciles problemas matemáticos muy rápidamente, pero como seres humanos podemos resolver problemas considerando nuestras experiencias del pasado y usando el sentido común. Piensa acerca de todas las experiencias que has vivido desde tu nacimiento. Aunque puede ser que olvides algunas sin embargo todas están almacenadas en tu cerebro.

Otra capacidad maravillosa de nuestro cerebro es que nos permite sentir emociones: enojo, felicidad, celos amor y otras emociones que nos diferencian de los animales.
Analicemos un poco más la espina dorsal. El cerebro usa la espina dorsal como un eslabón de unión de músculos.
Cualquier herida en la espina dorsal puede causar parálisis, es decir la incapacidad de usar los músculos. Por ejemplo: el papá de mi amiga tuvo un accidente de tránsito. Él sobrevivió pero su columna fue muy dañada. A causa de eso la comunicación de los nervios a los músculos de la pierna y hacia otros músculos del cuerpo quedó cortada.
Hoy en día el papá de mi amiga y a lo largo de 20 años se mueve con la ayuda de su silla de ruedas; nunca más volverá a caminar por si mismo.

Resulta diferente si has tenido un accidente por ejemplo en una mano. Puede ser que el médico logre operar o unir alguna parte así como los dedos o la mano mismo. Luego de la cirugía los nervios en la mano comienzan a alcanzar a otros nervios y se reparan a si mismos.
Con el tiempo puede comenzar a usar la mano como la suya.

2) Sistema Nervioso periférico.
Tenemos nervios por todo nuestro cuerpo, ellos son como mensajeros. Si accidentalmente tocamos algo muy caliente con nuestra mano, los nervios enviarán un mensaje a tu cerebro que estás sintiendo dolor. Los nervios entonces envían un mensaje urgente desde el cerebro a tus músculos para avisarte que debes quitar la mano de ese lugar tan caliente.
Todo sucede tan rápido que no hay tiempo ni para pensarlo, diríamos lo haces automáticamente y no permites que el calor te queme.
Los nervios de tu mano que envían este mensaje se llaman sensoriales porque te ayudan a “sentir o experimentar lo que sucede en el exterior”.
Este tipo de células están ubicadas en los ojos, oídos, nariz, boca y piel. Los nervios que envían un mensaje desde tu cerebro hasta los músculos se llaman “motores” porque te ayudan a mover tus músculos y órganos.

Como ves nuestro sistema nervioso es algo maravilloso. Y es sólo uno de los muchos sistemas de nuestro cuerpo que Dios nuestro creador nos dio al diseñarnos. Realmente como dice el Salmo 139 estamos maravillosa y complicadamente hechos.

1 Comentario

  1. Anónimo dice:

    Muy buen documental, nos presta mucha ayuda
    .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.