Vitaminas A y D

El fruto del Espíritu: Amor y Gozo
13 junio 2006
«Labra tu la madera, oh Cristo»
21 junio 2006

¿Siempre te sientes bien? Hay que reconocer que a veces nos sentimos muy cansadas. Como las máquinas necesitan combustible para funcionar así nuestros cuerpos necesitan un importante combustible para que nos mantengamos funcionando bien día a día y realmente todos anhelamos tener buena salud.

Puede ser que no tengas las vitaminas que necesitas. Las vitaminas se encuentran en los alimentos que comemos y ayudan a nuestro cuerpo a realizar el trabajo necesario.
Por ejemplo las vitaminas ayudan a liberar energía en nuestros propios cuerpos de los alimentos que comemos. Si no fuera por las vitaminas nos sentiríamos débiles y somnolientos todo el tiempo.

Hoy estamos hablando acerca de dos vitaminas.
La vitamina A y D.
Para ello queremos contarles primero la historia de una mujer que vive en Brasil y se llama Jesse.
Trabaja en un campo desde muy temprano en la mañana hasta tarde en la noche. Comenzó a notar que cuando el sol se pone, se le hace cada vez más difícil para ver. Esto no era usual en ella. No sólo era difícil ver a causa de la oscuridad sino que las cosas se ponían borrosas. Su problema era causado por una condición llamada ceguera nocturna. Ella notó que su piel estaba muy seca y a menudo le salía un salpullido. Su cabello también se volvió muy seco y se le caía el peinado.
Comenzó a enfermarse a menudo y esto era complicado para ella pues no podía salir a trabajar, lo que le impedía ganar el dinero para alimentar a sus hijos. Jesse se sintió tan débil que al fin consultó al médico quién descubrió que no tenía suficiente vitamina A en su cuerpo.
La vitamina A es muy importante para ver bien.

La función más importante de esta vitamina en nuestros cuerpos es luchar contra las enfermedades.
El sistema inmune de nuestros cuerpos es el que nos protege contra los virus y las bacterias. La vitamina A fortalece el sistema inmune para alejar los resfríos, la gripe, y las infecciones en los riñones, la vejiga, los pulmones y las membranas mucosas. También protege nuestras células del cáncer y ayuda a que se formen nuevas.

La vitamina A nos da piel y cabellos sanos. Si nos falta tendremos problemas de conciliar el sueño o en mantenernos despiertos, cansancio pérdida de peso y problemas en la piel. La falta de vitamina A se nota en una piel y cabellos secos y en ojos secos que puede llevarnos a la ceguera.
Podremos sufrir muchos resfríos e infecciones especialmente salpullidos en los oídos. Así es que a la hora de comer debemos cuidar de ingerir alimentos con vitamina A.

La podemos encontrar en el hígado de animal en el aceite de hígado de pescado y en frutas y vegetales que son de color verde o amarillo tales como el albarico, los brócolis, las zanahorias, el ajo, los duraznos, la espinaca y en los boniatos o patatas.

Tener demasiada vitamina A también puede causar problemas de salud y tu cuerpo te lo dirá con las siguientes advertencias: dolor de estómago, pérdida de cabello, picazón, vómitos y labios muy secos que se agrietan. Puede causar un incremente del tamaño del hígado. Debemos tener una cantidad razonable para sentirnos bien.

Hablemos de la vitamina D.
La vitamina D es necesaria para que los niños desarrollen huesos y dientes fuertes. Ayuda al cuerpo a tomar y usar el calcio y el fósforo, dos minerales que nuestros cuerpos necesitan para hacer y mantener huesos fuertes. Ayuda también a nuestro corazón a latir y mantiene nuestros músculos fuertes. Ayuda a coagular la sangre. Cuando nos lastimamos y sangramos, vemos que a los pocos segundos deja de sangra la herida gracias a la vitamina D que tenemos.

Algunos llaman a la vitamina D la vitamina del sol porque nuestra piel puede crear esta vitamina para nuestros cuerpos cuando tomamos sol. Los médicos recomiendan exponer nuestros brazos, piernas y el cuerpo al sol durante 15 minutos por lo menos tres veces a la semana para lograr una buena cantidad de esta vitamina. Pero debemos ser cuidadosas de no estar demasiado tiempo al sol especialmente los que tenemos una piel muy blanca para evitar daños en la piel.

Puedes lograr obtener la vitamina D comiendo atún, salmón, huevos y leche. Además de patatas dulces y harina de avena. También en algunas hierbas como perejil, la alfalfa, la ortiga y la cola de caballo.

Si no tienes suficiente vitamina D en tu cuerpo puedes sufrir dolor en tus huesos, tus músculos se sentirán débiles y tendrás calambres, en tus manos sentirás hormigueos y puedes llegar a quedar tieso.

Hay dos serios problemas que pueden suceder cuando una persona no tiene suficiente vitamina D. La primera: Raquitismo: es una enfermedad que afecta a los niños y que por falta de la vitamina sus huesos son tan blandos que se curvan. Por eso es tan importante que los niños coman bien, en especial productos lácteos y carne.
La segunda se llama: Osteoporosis, que se da más en las mujeres que en los hombres. Es una pérdida de hueso que ocurre generalmente en las personas mayores. Las personas con osteoporosis corren un riesgo mayor de sufrir quebraduras en los huesos.
Si durante toda tu vida has logrado darle a tu cuerpo vitamina no tienes porque sufrir de Osteoporosis cuando llegues a mayor.
Si ya eres mayor es mejor tomar el cuidado necesario de tus huesos antes que ignorarlo del todo.

La palabra vitamina viene del Latín de la palabra Vita que significa: vida. Las vitaminas ayudan a nuestros cuerpos a ejecutar importantes tareas para vivir. Debemos hacer lo mejor para lograr estos nutrientes. La próxima vez cuando vayas al mercado trata de comprar las frutas y verduras de las que te hemos hablado hoy. Comer sano te ayudará a sentirte mejor en todas las áreas de tu vida. Cuando le damos al cuerpo lo necesario eso nos ayudará a ser más felices.

2 Comments

  1. miryam gomez de carrillo dice:

    Muy buenos los temas,pere el que mas me gusto fué sobre el tema de la osteoporosis, aunque la verdad yo tengo ostopenía,no se cuel es la diferencia,y los médicos me dicen que ya tome o no leche y sus derivados nada se puede solucionar,pues que a los toros ya no se les da leche lo mismo que ya ha uno como adulto mayor de nada le sirve Quisiera saber su opinión. mi edad es de 59 años y también me dio cancer de seno y papiloma humano,esto en los primero ya hace de 14 años y lo segundo un año,pero estoy totalmente sana en el nombre de mi SEÑOR,pues he sido curada por la sangre que mi SEÑOR derramo en la cruz,porque el se llevo todas mis enfermedades

  2. Yamile dice:

    Me encantó saber lo necesario que es ingerir esas vitaminas y los beneficios que trae a nuestras vidas. Muchas gracias por la información y la historia de la señora Jesse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.