Editorial de Octubre 2006

El lenguaje del amor
4 octubre 2006
«No matarás»
9 octubre 2006

Querida intercesora:

Tus oraciones son como la línea de corriente que da vida al Proyecto Ana. Apreciamos tu fidelidad. Mi corazón siempre sonríe cuando veo la transformación que ocurre en alguien que ha captado la visión. Como alguien ha dicho «Has logrado estar dispuesta al cambio para que Dios te use al máximo». Estoy maravillada de cuán seriamente El atiende a aquellos que muestran esta disponibilidad.

Puedo decir eso porque lo viví como experiencia propia. Recuerdo bien el día en que Dios interrumpió el transitar de mi vida y reprogramó el curso de mi historia personal. No tenía idea de lo que El tenía preparado para mi, pero ese fue el día en que nació el Proyecto Ana. Desde entonces, he visto una constante «metamorfosis» sucediendo no solo en mi sino en aquellos que han captado la visión de «Proyecto Ana» y permitido que Dios les use, orando, dando y yendo. NUestros equipos enfrentan mucha oposición espiritual y humana mientras hacen la tarea de «dar esperanza» a las mujeres alrededor del mundo. Ellas visitan prisioneros, pacientes con SIDA, apoyan clínicas para la salud y organizan grupos de oración en medio de la hechicería y donde el tráfico de mujeres y niñas es un negocio altamente lucrativo como nuestro calendario de oración lo declara este mes.

Pero como estos creyentes captaron la visión de Proyecto Ana, ellos perseveran. Nuestras transmisiones de Mujeres de Esperanza están penetrando la oscuridad espiritual y social con la verdad de Dios.
¿El resultado? Familias enteras y comunidades están siendo transformadas. Los gobernantes están tomando medidas represivas por la violencia doméstica, por el tráfico y la esclavitud de humanos y mucho más.
¡Estas son enormes respuestas a nuestras oraciones ! Sin embargo la guerra está lejos de finalizar. Es por eso que desde el primero de Octubre y hasta el 9 de Noviembre, intercesores de más de 80 países participarán de un período de 40 días de oración y ayuno del Proyecto Ana.

Estoy contenta de que hayas captado tú también la visión…que estás dispuesta a «cambiar» y permitir que Dios re oriente el curso de tu historia personal. ¡El te usará al máximo! Estoy contenta de que te involucres de todo corazón en esta batalla espiritual durante nuestra estación de oración y ayuno.
Dios nos está diciendo: «Mirad entre las naciones, y ved asombraos, porque haré una obra en vuestros días, que aún cuando se os contare, no lo creeréis. (Habacuc 1:5). ¿Estás dispuesta?

¡No puedo esperar para ver LA ESPERANZA que está siendo liberada en una medida más grande a nuestras queridas «ANAS» alrededor del mundo y la obra que Dios hará en nosotras este mes!

Marli Spieker
Fundadora Proyecto Ana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.