Editorial de Diciembre 2006

Enfrentando los cambios de la vida
27 noviembre 2006
«Sonidos navideños»
6 diciembre 2006

Mi querida amiga e intercesora,

Hace muchas navidades, el Creador del Universo usó una estrella para guiar a los hombres para hasta el recién nacido Jesús. En el libro de Daniel, aprendí que Dios aún usa «estrellas» para guiar a la gente a Cristo. «Estrellas» ¡como tú y como yo!
Como dice en Daniel 12:3b «Los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad». Aquellos que hacen volver a muchos a la justicia brillarán con mucho brillo por siempre.
Sólo nuestro Señor sabe cuántos llegarán a conocer a Jesucristo en respuesta a tu fiel y constante apoyo en oración.

¡Piénsalo! Cada momento una mujer o un hombre se vuelve de estar lejos de Dios a una relación con Jesús, gracias al ministerio de Proyecto Ana. Es un esfuerzo en conjunto. Dios te usa para hacer el trabajo de oración y capacita al equipo de Proyecto Ana para esparcir la esperanza de salvación a través del programa Mujeres de Esperanza. En respuesta a tus oraciones , hemos visto Su luz atravesando los rincones más oscuros de la humanidad.

Este mundo es realmente un lugar oscuro para las mujeres. Por eso muchas están atrapadas por el temor o el miedo y viven en una gran necesidad de esperanza. Más bien que sentirse queridas y protegidas han sido rechazadas, olvidadas y se les ha robado su inocencia y dignidad. Incontables mujeres son dejadas vacías y solas. Yo he llorado con algunas de ellas, tanto pobres como bien alimentadas. Todas ellas son sobrevivientes luchando para vivir cada día.

Pero a través de nuestras oraciones y compartiéndoles la maravillosa esperanza de Salvación en Cristo a través de la radio; el Poder de Dios está controlando el potencial de estas queridas mujeres cuando ellas rinden sus vidas a El. Debido a que Jesús, el Justo Hijo de Dios, tomó nuestras indignidades y todas nuestras enfermedades sobre El, nuestros pecados son perdonados, nuestras heridas y quebrantos sanados en la Cruz del Calvario.
El está cambiando las cenizas por una corona de hermosura y el duelo en danza. Aquellas mujeres que «caminaban como muertas», condenadas y sin esperanza, han llegado a ser mujeres con propósito, con nueva vida y con esperanza.

Que nuestras oraciones este mes mantengan el mensaje de esperanza y liberación del Proyecto Ana siendo emitido sobre todo el planeta. Qur tú y yo permanezcamos fieles al Único quien nos ha destinado a ser Sus estrellas brillantes que ayuden a muchos a volverse al conocimiento de Su Justicia.

Hasta que todos lleguen a encontrarse con el Señor.

Marli Spieker
Fundadora – Proyecto Ana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.