Ayudando al hijo con los deberes

El rol de una madre cristiana
16 marzo 2007
«Mi regalo»
21 marzo 2007

Los maestros asignan tareas domiciliarias por varias razones: Ayudar a los estudiantes a repasar, aplicar e integrar lo que han estado aprendiendo en clase y ayudarles a estar prontos para la próxima sesión. Extender la exploración de los temas más plenamente que lo que el tiempo en clase les permite o ayudar a los estudiantes a ganar destreza en un aprendizaje auto-dirigido usando recursos tales como bibliotecas y materiales de referencia.

La tarea domiciliaria puede también ayudar a los estudiantes a:
• Desarrollar su capacidad y maestría practicando lo aprendido.
• Adquirir hábitos efectivos de auto-disciplina y manejo del tiempo.
• Aprender a trabajar independientemente.
• Ganar un sentido de responsabilidad personal por haber aprendido.
• Desarrollar habilidades de investigación, tales como ubicar, organizar y condensar información.

Los deberes en casa pueden también acercar a padres y maestros.
Los padres que supervisan los deberes, y ayudan a sus hijos con las tareas aprenden más acerca de la educación de sus hijos y de su escuela.

Con los deberes para hacer en casa se pretende que sea una experiencia positiva que anime a los niños a aprender. Las asignaturas a realizar, no deben ser vistas como un castigo.
Los niños que pasan más tiempo haciendo deberes, en promedio. Serán mejores académicamente hablando que los niños que no lo hacen y los beneficios académicos se incrementarán en los grados superiores.

Aunque hay sentimientos mezclados acerca de si los deberes realmente incrementan los logros académicos de los estudiantes, muchos maestros y padres concuerdan en que la tarea domiciliaria desarrolla la iniciativa y responsabilidad del alumno y cumple las expectativas de los estudiantes, padres y demás personas.

¿Cómo puedes ayudar a tu hijo con los deberes?
Primero, evita hacer la tarea por ti misma.
Hacer los deberes por el hijo, envía un mensaje que él o ella son incapaces de hacer la tarea y que el principal objetivo es la perfección. También le quitas la oportunidad a tu hijo de desarrollar habilidades y crecer en el entendimiento de la experiencia.
Recuerda, la tarea de hacer deberes debe ayudar al niño a planificar, manejar y completar el trabajo por si mismo.

Los padres deben alentar a los hijos a lograr lo mejor por medio de:
• Mostrar una actitud positiva en palabras y hechos que los deberes son importantes y la educación está primero.
Para muchos hacer los deberes es una causa de conflicto en el hogar. Los hijos deben saber que sus padres piensan que los deberes son importantes.
• Animar a los niños a sacar apuntes acerca de la asignatura de los deberes cuando son dado.
• Hablar con los hijos de los deberes asignados para estar familiarizados con lo que están aprendiendo.
• Planificar los horarios después de la escuela para tener tiempo para los deberes y las actividades de la familia.
• Limitar el uso del teléfono, llegando a un acuerdo de antemano por el tiempo permitido para hablar.
• Planificar los horarios y rutinas diarias para que tenga su tiempo libre cuando termine los deberes.
• Estar segura de que el niño descansa lo suficiente, que no pasa hambre, que come sano. Evitar que haga los deberes justo antes de ir a dormir pues estará muy cansado y presionado para terminar.
• Apartar el tiempo que mira televisión y su programa favorito. Quizás necesites escribir un horario para cada día como guía de sus actividades y distracciones.
• Permanecer cerca de él o ella por si te necesita para alguna ayuda en la lectura, escritura u otra tarea.
• Provee un lugar limpio, tranquilo y confortable donde pueda hacer cada día sus tareas y tener todos los materiales que necesita a mano.
• Algunas personas estudian mejor con un poco de música de fondo, puedes investigar cual es la preferencia de tu hijo.
• Anima y estimula a tu hijo a que se acostumbre a usar otros materiales de apoyo como por ejemplo diccionarios y enciclopedias.
• Si observas en tu hijo actitudes negativas o algún problema en cuanto a la comprensión y realización de los deberes o falta de progreso en el aprendizaje deberías hablar con la maestra o algún profesional para tener algún consejo útil.
• A algunos estudiantes les toma más tiempo que a otros completar sus tareas. Sin embargo llegan a ser tan buenos estudiantes como los demás. Pero si el tiempo que le lleva es demasiado largo, esto puede ser una señal que necesita más instrucción para completar la tarea con éxito.
Mientras algo de deberes es bueno, demasiados pueden frustrar al niño y causarle stress.
• Es importante también que el niño tenga tiempo para jugar, hacer ejercicios, tener amigos y lograr cosas propias de su interés personal, es decir, tiempo libre para sus gustos.

Todo lo que hagamos por nuestros niños para que estén bien preparados para enfrentar su futuro con éxito es una buena cosa.
No es tiempo perdido ayudar al niño en aprender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.