Salvación a nivel del niño

El deseo de los padres cristianos es que sus hijos lleguen a ser cristianos comprometidos también, pero a veces se sienten confundidos acerca de cuándo es la mejor época de compartirles el Evangelio. ¿Puede un niño entender la Salvación y otros temas espirituales?
El mito establece que los niños pequeños son intelectualmente incapaces de responder a la Salvación. La verdad, es que los niños pequeños son más capaces de responder al mensaje de Salvación que los adultos.

Queremos compartir con ustedes un artículo escrito por Barth Middleton de la organización internacional denominada: “Comunidad para la Evangelización del Niño”.

Te darás cuenta por supuesto que no hay dos caminos de salvación, uno para los niños y uno para los adultos. La manera de recibir el regalo de Dios de la Vida Eterna es la misma para todos. De todas maneras, las palabras que usemos para ayudar al niño a que entienda el plan de Dios, deben ser cuidadosamente elegidas.
Aquí tenemos algunas sugerencias para una sencilla presentación del Evangelio.
Tu responsabilidad es dar la Palabra de Dios claramente, luego confiar que el Espíritu Santo hable al corazón del niño y traiga una respuesta.
• ¿Qué enseñar acerca de Dios?
1. Dios es el Creador. (Col. 1:16)
“Porque en Él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de Él y para Él.”
2. Dios nos habla de si mismo y de Su plan para nosotros en su
libro, la Biblia (2da. Timoteo 3:16). “toda la escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, redargüir, para corregir, para instruir en justicia…”.
3. Dios es Santo (Salmo 99:9).
“Exaltad al Señor nuestro Dios y postraos ante su Santo Monte, porque el Señor nuestro Dios es Santo”.
Dios nunca ha pecado, nunca ha hecho algo malo. Él es Perfecto.
4. Dios es Amor. (1 Juan 4:16)
“Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es Amor, y el que permanece en amor, permanece en Dios y Dios en él”.
Dios te ama mucho. Él quiere que un día vivas con Él en su maravilloso hogar llamado “Cielo”.

• ¿Qué enseñar acerca de las necesidades del niño?

Dios nos hizo y nos ama aunque nosotros no le amamos ni le obedecemos como deberíamos.
No hemos obedecido las buenas reglas que Él nos dio.
Esto es pecado. En Romanos 3: 23 dice que todos hemos pecado contra Dios. Todos le hemos desobedecido.
Démosle ejemplos de pecados comunes a los niños.
Admite que eres pecadora. Que los niños expresen que son pecadores.
Dios odia el pecado y nos dice que debe castigarlo (Romanos 6:23). El castigo por el pecado es estar separados de Dios. Nosotros mismos no nos podemos salvar del pecado. Sólo dios puede salvarnos.

• ¿Qué enseñar acerca del camino de Dios?

¡Buenas noticias!
Porque Dios nos ama Él hizo una manera en que nuestros pecados pudieran ser perdonados.
Dios envió a su Único Hijo, el Señor Jesús desde el Cielo a la Tierra a morir por nuestros pecados.
Ya que Jesús es el Hijo Perfecto de Dios Él pudo pagar por nuestros pecados con su propia sangre (Hebreos 9:22) Aunque nunca hizo nada malo; Jesús permitió que hombres malvados le clavaran en una cruz. Sufrió y murió en aquella Cruz por ti (2da Corintios 5:21). Tomó el terrible castigo por tus pecados y por los de todo el mundo (Romanos 5:7-8).
Después de tres días Dios levantó a Jesús de los muertos. Ahora Él vive en el Cielo (Efesios 1:20).

• ¿Qué enseñar acerca de la respuesta del niño?
Jesús pagó por los pecados. La salvación (para ser salvo del pecado) es un regalo gratuito para todos: “Porque por Gracia sois Salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es un regalo de Dios, no por obras, para que nadie se gloríe”.
Pero debes escoger recibir ese regalo por ti mismo “Porque a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios”. (Juan 1:12).
La manera de Dios para que recibas este regalo es creer en que Jesús murió por ti y pedirle que te salve de tu pecado. Cuando crees en Jesús como tu Salvador, Él te da vida eterna.
Él estará contigo por siempre. Te ayudará a obedecer a Dios. Y un día podrás vivir con Él en el Cielo.

Luego de mostrar al niño versos de la Biblia como Juan 1:12, Juan 3:16 o Hechos 16:31 invítale a recibir a Cristo como su Salvador. Si él hace esa decisión tienes que estar segura que entendió la promesa de Dios y debes ayudarle a crecer en su vida espiritual.
Es nuestra responsabilidad dada por Dios de guiar a nuestros niños para que crean en Jesucristo como su Salvador y Señor. No dejes esta tarea para alguien otro, hazlo tú.

2 Comentarios

  1. Sonia – busco acordes cristianos!…

    Hoy encontre muchos sitios donde se habla de lo mismo, sobre todo de «cristianos», pero me parece que este le ha acertado en todo! Muy buen post!…

  2. Luz Marina dice:

    Muy buen material . Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.