Vacunar a los hijos

Adoptada por Dios
21 septiembre 2007
«¿Qué viste en mí?»
22 octubre 2007

Amamos a nuestros niños y queremos protegerlos contra las enfermedades. Por eso es tan importante vacunarlos. Los contagios se producen al estar con otras personas enfermas. Todo niño debería ser vacunado o inmunizado contra la polio, el sarampión, paperas, tétanos, la rubéola, hepatitis B.

Estas son enfermedades serias que causan dolor, fiebre, tos, dolor de garganta y otros problemas serios tales como pérdida de oído, parálisis, daños cerebrales y hasta pueden conducir a la muerte.

Un niño puede ser vacunado en dos maneras, por inyección o disparo, o por vía oral. Ambas maneras ayudan a construir una defensa natural contra las enfermedades. La mayoría de los doctores recomiendan a las madres que sus niños sean vacunados cuando son bebés. Cada país tiene sus reglas de vacunación por eso es importante estar bien informadas con su médico o en el centro de salud más cercano a su hogar.

No basta con darle algunas dosis. Algunas vacunas es necesario administrarlas más de una vez para proteger correctamente al niño. Por eso es importante darles todas las dosis hasta finalizar la serie; de otro modo esa vacuna no sería efectiva. Es importante llevar un control escrito de las vacunas y dosis administradas. Guarda en un lugar seguro la tarjeta de control o la agenda donde anotas las vacunas que tu niño ha recibido hasta el momento y la fecha para recordar cuando debes repetir la dosis.

A veces después de recibir una vacuna, el niño llora fácilmente, o tiene fiebre o se le enrojece al área alrededor del lugar donde recibió el pinchazo. Estos problemas son de menos importancia y no duran demasiado. Si el problema persiste por muchas horas y la fiebre aumenta a más de cuarenta grados consulta a tu médico o llévalo al centro de salud.

¡Recuerda!, los niños podrían morir a causa de enfermedades infantiles, por eso muéstrales tu amor y protección vacunándolos.

Por lo general y en casi todos los países las vacunas se administran gratuitamente. Lleva a tus niños para que sean vacunados, necesitas un poco de tiempo y buena disposición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.