Primeros auxilios

Auxiliar a alguien significa ayudarlo, por tanto los Primeros Auxilios es lo que necesitamos hacer “primero” para ayudar a una persona tan pronto como se ha lastimado. Es lo primero que hacemos aún antes de decidir si necesita ser llevada al médico o al hospital…o mientras esperamos que llegue el servicio de emergencia móvil.

La mayoría de los accidentes no sucederían si fuéramos más cuidadosos. Pero de todos modos, suceden…así que debemos aprender qué hacer cuando alguien en casa o en el trabajo tiene un accidente. Puede suceder algo pequeño como cortarse o rasparse,…pero puede ser algo más serio como quebrarse la pierna o el brazo, caerse de un árbol o de un muro, recibir una descarga eléctrica o quemarse

Es importante que en cada hogar exista un botiquín, una caja o un estuche (como quieras llamarlo) con artículos de Primeros Auxilios. Con esas cosas que necesitaremos en una emergencia. Primero, escoge una lata o una caja, fuerte, fácil de llevar y simple para abrir. Debe ser lo suficientemente grande para poner dentro todo lo necesario. Puede ser que algunas de estas cosas ya tengas y otras debas comprar en la farmacia. Es importante tener ese recipiente o caja para mantener en orden y a mano cada cosa que necesitarás.

Vamos a enumerar las cosas más necesarias que deberás poner en ese estuche.

Bandas adhesivas para usar en todas aquellas pequeñas cortaduras o raspados que los niños se hacen todo el tiempo, mientras juegan, corren o se trepan a los árboles o muros.

Por supuesto que podrías necesitarlas para ti también cuando te cortas un dedo al estar preparando los alimentos con cuchillos afilados.

Vas a necesitar algunas Vendas: Por lo menos una de gasa de uno a dos centímetros de ancho y otra de 5 a 10 centímetros de ancho. Son bien absorbentes y dejan respirar y no le dan demasiada presión a la herida. También necesitarás tener una venda elástica. Las podrás usar para las torceduras (de tobillo, muñeca, codo, rodilla); y también para un vendaje de más presión – si es que necesitas colocar, por ejemplo, sobre una herida para que deje de sangrar. Es necesario siempre poner una gasa limpia, estéril sobre la herida.

Pinzas – Para sacar los cuerpos extraños de una herida- como ser- vidrio, polvo, astilla, espina. Es una buena idea tener un encendedor o fósforos para esterilizar las pinzas. Debes poner la punta de la pinza bajo la llama por unos segundos para quemar cualquier germen que pudiera infestar la herida abierta.

Por esa misma razón se necesita tener gasas o paños estériles. Es un asunto importante a tener en cuenta en el momento de curar una herida para evitar cualquier clase de virus o suciedad. En la farmacia te venden paquetes preparados de gasas estériles que siempre debes tener a mano en tu botiquín.

#- Si alguien se lastima enjuaga la herida con agua limpia o un poco de agua y sal es decir “una solución salina”.

# Limpia alrededor de la herida lavando con agua y secando con gasas limpias.

# Aplica una gasa o una tela estéril, nunca toques con tus dedos la parte que irá sobre la herida, ya que siempre tenemos gérmenes en nuestros dedos y manos. No los vemos pero están allí y pueden acarrear una infección a la herida. Se recomienda lavar bien las manos antes de tratar una herida, claro está, si tienes agua a mano y puedes hacerlo en ese momento.

Así que, la otra cosa que necesitas es una solución antiséptica, como el yodofón, para echar sobre la herida antes de cubrirla con gasa. Si continúa sangrando debes hacer un poco de presión sobre la herida, y levantar el área lastimada, para que pare el sangrado.

Antes de nombrar otros elementos que necesitamos en nuestro botiquín de primeros auxilios déjame decirte algunas cosas acerca de las cortaduras.

Deberías ver a un médico o ir al centro de salud si …

-El corte tiene más que un centímetro; podría necesitar algún punto para que cierre mejor

– Si la herida está muy sucia.

– Si sangra mucho y no para.

– Si la herida se pone roja, hinchada y duele- quizás necesites algún antibiótico.

No te olvides amiga de estas advertencias. Veamos algunas cosas más que necesitamos tener en nuestro botiquín. Cinta adhesiva para sostener el vendaje sobre la herida. La cinta debe ser puesta con cuidado para que no esté tocando la herida, sólo la venda o la gasa, para mantenerlas en su lugar.

Debes tener alguna venda larga o una tela limpia por si necesitas colgar el brazo o la muñeca dañada – puedes armar un cabestrillo doblando sus puntas y luego lo cuelgas en tu cuello para aguantar el brazo dañado.

Necesitarás poner una tijera en tu botiquín para cortar las vendas o la ropa de la persona en el área dañada. Guantes desechables para evitar tocar sangre. Después del uso pon atención en tirarlos inmediatamente, no los vuelvas a usar. Evitarás recibir alguna infección y transmitirla a otra persona.

Con este botiquín de Primeros Auxilios podrás tratar pequeñas lastimaduras que suceden en cualquier momento. ¿Pero qué acerca de las grandes emergencias? Cosas tales como un choque, la caída de un árbol, o una descarga de electricidad…

Cuando sucede algo así debes buscar ayuda lo más pronto posible, llamar un servicio de emergencia, un médico, una ambulancia… Podrías mientras tanto, hacer algunas cosas sencillas para asegurarte que la persona estará a salvo mientras llega la ayuda. Observa qué podrías hacer; pero no te expongas a ti misma al peligro. Si es un accidente de calle, cuídate de los automóviles que siguen circulando. Si hay cables de electricidad caídos no los toques, aún si la persona accidentada está en peligro si no sabes manejarte con la electricidad, espera que llegue la ayuda.

Si la persona está en shock y se le ve muy pálida podrá necesitar que la cubras con una manta para darle calor. Mueve a la persona de lugar solamente si es necesario, podrías causarle más daño al levantarle, espera por una camilla. Si está sangrando, toma una camisa, una ropa, algo, para atarle y hacer presión en el lugar del sangrado hasta que pare. Si no tienes nada, presiona con la palma de tu mano.

Si se trata de quemaduras hazle correr agua limpia sobre lo quemado un buen tiempo. No trates de arrancar la ropa que ha quedado pegada en el lugar dañado.

Estas son sólo algunas recomendaciones que debes recordar al querer ayudar en una emergencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.