Alimento de pecho

Desde los comienzos las mujeres han alimentado a sus bebes con leche materna. Darle alimento de pecho al los hijos es una experiencia gozosa y relajante. Lo mejor que puede hacer una madre es darle a su niño su propia leche. Es el principal alimento natural para bebes. Provee energía y todos los nutrientes que un bebe necesita para los primeros meses de vida. Es saludable para la madre y el niño.

Es importante saber cómo se puede preparar una madre para este tiempo tan especial y que demandará mucho de ella. Lo primero que debes saber es que tienes que alimentarte correctamente, necesitarás comer una dieta balanceada con algo de proteínas, como carne, leche, queso, yogurt, productos de soja y mucha fruta y vegetales frescos. Trata de comer granos enteros, como arroz integral y maíz. Estos alimentos que te hemos nombrado te proveerán muchas vitaminas, hierro y calcio tanto para ti como para alimentar al bebe. Es importante también que tomes mucha agua para ayudarte a proveer la suficiente leche para el bebe. Lo ideal sería tomar entre 10 y 12 vasos por día. Evita el café y el alcohol…pues pasarán a la leche y podrán dañar a tu hijo.

¿Qué puedes hacer para ayudar a tu bebe que tome de tu leche? Una cosa importante es comenzar a amamantarlo inmediatamente después de nacido. Cuando el bebe chupa por primera vez debes colocarlo bien junto a tu cuerpo, el contacto con la piel de la mamá estimula que la leche baje y al mismo tiempo mantiene al bebe calentito. Ayuda también a crear un vínculo emocional entre la madre y el niño.

El reflejo de succionar es más activo en los primeros 30 a 60 minutos después de haber nacido. Así que  si el bebe succiona durante este tiempo beneficiará a ambos en el acto de amamantar. La primera leche llamada calostro, está llena de nutrientes que protegerán al bebe de cualquier infección

Poniéndolo al pecho enseguida de nacer previene la inflamación y el dolor de las mamas. Suaviza además el sangrado que la madre tendrá luego del parto.

Succionar el pecho es bueno para que el bebe desarrolle sus mandíbulas. Da más trabajo sacar la leche del pecho materno que del biberón. El ejercicio ayuda a fortalecer las mandíbulas y ayuda al desarrollo correcto de los futuros dientes.

Te preguntarás cual es la frecuencia correcta que debas alimentarlo. Debes saber que al principio el horario no es tan estricto. Pero cada dos o tres horas está bien. Esto estimula a las mamas a producir mucha leche, pasando los días el bebe mismo establece una rutina. Debido a que la leche materna es más fácil de digerir que la de fórmula, a veces necesita tomar más a menudo  que lo será con biberón.

La leche materna siempre es mejor y más buena que la de fórmula. Contiene la cantidad correcta de grasa, azúcar, y las proteínas que el bebe necesita para crecer y desarrollarse. El niño no sufrirá de constipación, ni cólicos y no desarrollará alergias.

Es una manera ideal  para un vínculo estrecho y amoroso entre madre y bebe. Así que amamantar resulta muy bueno para el hijo…pero también para la madre.

Como hemos dicho ya, amamantar después del alumbramiento ayudará a reducir el sangrado y a prevenir que los senos se enfermen, se hinchen y tengan fiebre.

También significa que el alimento del bebe siempre estará listo y no se contaminará por situaciones externas como un biberón mal higienizado. No estarás preocupada por la limpieza del biberón o buscar un lugar para comprarla.

Al estar gastando una cantidad mayor de calorías es más fácil para la mamá perder peso, quizás los que ganó durante el embarazo.

Otro beneficio es que al amamantar, el útero es estimulado a contraerse y volver a su tamaño original. Esto se notará al empezar a poner al niño al pecho, se producirá un dolor en el útero que es señal de que comienza a contraerse. Cada vez que el bebe succiona se siente ese dolor.

La mujer que amamanta necesita descansar, por tanto debería tener un asiento cómodo donde levantar sus pies y así aprovechar a descansar. Por las noches, al no tener que calentar un biberón puedes alimentar al bebe desde tu cama y reposar mientras tanto.

El alimento de pecho es económico. Aún cuando la madre necesita comer un poco más…no es tan caro como comprar los envases de leche en polvo para bebes. Se ahorra dinero y se provee del mejor alimento posible.

Queremos reconocer que además de todos estos beneficios, no es un tiempo fácil para la mujer, se duerme poco, se pasa incómodo pues los senos se hinchan y duelen. A veces aparece la fiebre y es necesario consultar al médico, la leche es tan abundante y moja la ropa de la mamá, por lo general duele mucho la espalda. El médico podrá recomendarle tomar paracetamol para aliviar los dolores. Debemos animar a la mamá que este tiempo pasará pronto y todos estos trastornos quedarán atrás dejando buenos resultados en la vida del precioso bebe.

Nunca debes dar otro alimento a tu hijo hasta que el médico lo indique. Hay niños que al tomar del biberón, que es más fácil, luego son perezosos para succionar el pecho porque da más trabajo. A su vez cuanto menos succione, menos leche producirá la mamá. Recuerda alimentarte sano y beber mucho agua así producirás buena leche para tu hijo. Disfruta ese tiempo que es único y pasará bien pronto.

1 Comentario

  1. Mary Hernandez dice:

    que el señor les bendiga mucho gracias por este articulo tan importante especialmente para mi por que actualmente estoy amantando a mi hijo de un mes y medio pero tengo una preocupacion por que mis amigas me encuentran que me estoy poniendo muy flaca y tambien como le hago cuando tenga volver a trabajar. Siempre leo sus articulos muy importante para las mujeres le pido una oracion muy especial por la situacion economica que estoy pasando junto con mi esposo pero estoy confiada que el señor suplira cada una de nuestra necesidades.

    Mary Hernadez
    Puerto Plata, Republica Dominicana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.