Editorial Marzo 2009

Querida intercesora y amiga:

Es maravilloso cómo Dios se mantiene fortaleciendo nuestra fe.  En tiempos de incertidumbre mundial Dios nos llama sacar nuestros ojos de las circunstancias e involucrarnos en una guerra espiritual más profunda, blandiendo la espada de la oración por las mujeres afectadas por la guerra. Tendrías que ser capaz de identificarte con ellas porque vives a través de eso. Gracias por su ministerio a pesar de recuerdos dolorosos. Pero, si como yo nunca experimentaste la guerra, le pido a Dios que nos anime y nos inspire a luchar. Gracias por tu tiempo, esfuerzo, amor y compromiso para luchar por sus almas.

Cuando visité a las mujeres de los países en el entorno de la guerra, he visto la marca de la devastación que queda detrás después de haber logrado la paz. Las mujeres y los niños están al «final del montón»,  especialmente en tiempos cuando aún la violación es considerada un «arma de guerra». Sin duda – a menos que haya una sanidad más grande y un poder restaurador, las heridas infligidas en mentes jóvenes e impresionables raramente serán borradas. ¡Es por eso que rodearles con oración es tan crucial!

Mi querida suegra perdió a su esposo en la Segunda Guerra Mundial. Quedó sola para criar a sus hijos. Estuvieron huyendo del enemigo por cinco largos meses. Enfrentaron  hambre, enfermedad y la constante presencia de la muerte. Mi esposo era un pequeño muchacho en ese tiempo, pero-asombrosamente- no carga con los traumas de la guerra. Más bien está profundamente advertido que Dios es más grande que cualquier cosa que podamos enfrentar. La fe de su madre dejó impreso en su alma que «Más grande es el que está en nosotros que el que está en el mundo». Su respuesta al dolor, hambre, temor, pobreza, enfermedad y muerte grandemente influenció a sus hijos. ¡Ellos vieron el poder de Dios proveyéndoles plenamente en medio del desastre; la paz de Dios en medio de la guerra!  Esto me inspira a orar por estas queridas mujeres afectadas por la guerra hoy,  permaneciendo firme y segura que » El dará mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos» ¡Pidámosle a Dios que guarde a estas mujeres y niños en un lugar de paz por encima de sus circunstancias! Y honrémosle con nuestra inconmovible fe porque «fiel es quien nos llamó, El hará»

Creyendo en nuestro «Dios de lo imposible» contigo,

Marli Spieker

Creadora y Directora de

Proyecto Ana

4 Comentarios

  1. Angelica Martin dice:

    Queridas hermanas soy de Argentina y me gustaria saber los horario de emision del programa de mujeres que seguro ira por Radio Colonia de Uruguay. Dios les colme de ricas bendiciones.

  2. Gracias por la repuesta a un e-mail que les envie en agradecimiento a las predicas que escuche aqui en Argentina. Me gustaria saber los horarios y la emisora que repite aqui. Dios les re-bendiga.

  3. paola cruz dice:

    Queridas hermanas dios las bendiga por su programa en la radio yo las escucho me gusta mucho que dios siga bendiciendo la radio

  4. margarita dice:

    estamos orando por la iglesia perseguida que su espiritu santo nos traiga a memoria todos los que estan sufriendo por causa del evagelio bendiciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.