El Mesías

Fui violada
23 marzo 2009
Huellas en la arena
23 marzo 2009

¿Has oído hablar del «Mesías»? El nombre «Mesías» es dado a alguien que ha sido ungido, elegido, a quien se le ha dado autoridad y está calificado para una para una tarea específica. Es un nombre para Dios y hoy queremos aprender acerca de El.

Cuando Dios creó a Adán y Eva, ellos experimentaron una relación muy íntima y cálida con Dios. Pero luego Adán y Eva rompieron esa relación eligiendo desobedecer a Dios. Para arreglar esta relación entre Dios y los seres humanos, Dios necesitó proveer un Mesías, alguien a quien se le ha dado autoridad por Dios y alguien calificado y preparado por Dios, para llevar a cabo esta importante misión.

Dios prometió que él lo haría. Cuando Adán y Eva pecaron Dios les prometió que el Mesías vendría, generaciones más tarde, de la línea de la familia de Eva, para arreglar esta relación rota. Muchas veces y de muchas maneras Dios recordaba a la gente esta promesa que el Mesías vendría. Dios renovó su promesa a Abraham, Isaac, Jacob a David y a través de las generaciones a María y José, el hijo de Dios y ellos le llamaron Jesús.

Hubo gente que no creyó que Jesús sería el Mesías porque El no actuaba de la manera que ellos creían que debía hacerlo. Muchas personas pensaban que Jesús vendría con un ejército y tomaría el control por la fuerza usando la violencia o cualquier otro medio para tomar el control sobre los ejércitos romanos especialmente. Pero Dios no acostumbra a actuar como nosotros pensamos que debería ser. Pocas veces comprendemos las maneras de Dios. Jesús, el Mesías, el Hijo de Dios vino a este mundo como cualquiera de nosotros. Nació como un bebé y caminó y vivió entre nosotros como otro ser humano, El no parecía ser el Mesías.

Por otro lado Jesús, el Mesías, es el sanador pero también tiene control sobre el mundo espiritual. El libró a muchos poseídos de demonios, ordenando a los malos espíritus a salir de las personas. Los demonios aún reconocían a Jesús como el Santo de Dios. En una ocasión el demonio dijo a Jesús, «¿Has venido a destruirnos? Yo se quien eres, el Santo de Dios (Lucas 4:34) Y Jesús le dijo, «calla, enmudece y sal de él (vs. 35) y el demonio salió del hombre que había sido poseído»

Jesús el Mesías, habló la palabra de Dios. El decía: «Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie puede llegar al Padre sino a través de mi (Juan 14:6). Ya mucho tiempo antes  los profetas habían dicho que Jesús vendría a la tierra y cual sería su misión. Todas estar profecías se cumplieron.

Pero, ¿qué acerca de Jesús como un libertador? ¿Si El era el Mesías por qué fue crucificado sobre una cruz? Debemos recordar que ninguna persona común podría quitar los pecados del mundo. Ningún hombre, ninguna mujer podrían posiblemente sanar la relación entre Dios y toda la humanidad por siempre. Nadie podría conquistar la muerte y proveer vida eterna para todos aquellos que creen. Solo Jesús, que es ambos Dios y hombre podría hacerlo.

Jesús, el Mesías conquistó la muerte y el pecado sobre la cruz. Jesús murió, pero El resucitó otra vez a los tres días. Y por su victoria sobre la muerte, Jesús nos ofrece una restaurada y nueva relación con Dios y la vida después que muramos por la eternidad. Aquella es la última y más grande acción libertadora.

Debido a la muerte de Jesús, el Mesías, en la cruz, el hijo posible que tengamos el regalo de la salvación. A través de su cuerpo y de sus sangre, somos redimidos, es decir que El pagó por nuestros pecados. Solo Jesús, quien es Dios también y quien es el Mesías pudo hacer eso. Y quiero decirte más, a Jesús a veces se le llama Emmanuel que significa «Dios con nosotros». Jesús forma parte de la Santa Trinidad. Dios es uno en tres personas, Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Así que Jesús, el Hijo es verdaderamente Dios con nosotros. Cuando El murió en la cruz por nosotros, realmente estaba allí sufriendo por nosotros. Solo Jesús que fue perfectamente humano y a su vez es perfecto Dios puede ser nuestro Mesías, nuestro libertador y nuestro ayudador.

En medio de nuestras dificultades (y a veces son muchísimas) debemos saber que no estamos solas porque en Cristo Jesús, el Mesías tenemos a Dios con nosotros. Puede ser que tu hayas vivido o estás viviendo ahora experiencias traumáticas y te sientes muy sola. Puede ser que fuiste lastimada muy profundamente por alguien, como lo que vivió Karen al ser violada. Quiero contarte de una amiga que fue violada cuando era jovencita. Le sucedió por alguien muy cercano a su familia. Le pidieron que ella no lo compartiera con nadie. Lograba estar en silencio en su exterior pero en su interior ella lloraba continuamente. Un día mientras oraba con ella me contó su historia secreta y muy enojada preguntó «¿Dónde estaba Jesús en ese momento?» Le sugerí que siguiéramos orando por un tiempo y le preguntamos a Dios eso mismo. Mientras orábamos ella recordó, trajo a su mente ese espantoso momento de su vida. En su mente se vio a si misma en aquella situación. Le dije, «mira a tu alrededor, ¿dónde está Jesús?»

Orábamos juntas cuando ella me respondió con lágrimas «pude ver a Jesús con lágrimas corriendo por sus mejillas y su corazón quebrantado de dolor. Siento como que sus brazos me sostienen con amor y que nunca me quiere abandonar. El está sufriendo junto a mi». Que experiencia del amor de Dios, libertando a mi amiga de sus pensamientos funestos hemos vivido en esa ocasión. Realmente Jesús es el Mesías el que nos libra de toda atadura.

Amiga, no se que estarás viviendo tu pero seguramente necesitarás como yo, un abrazo tierno del Señor Jesús. Te invito a orar conmigo: Señor mi Dios, gracias por amarme tanto. Gracias por Jesucristo, el Mesías del cielo que vino para librarnos y darnos nueva vida. Perdona nuestros pecados y recíbenos como tus hijos. Te necesitamos, cuídanos y protégenos del mal cada día por donde vamos. Amén.

1 Comment

  1. eugenia dice:

    buenas tardes! mi nombre es Eugenia, tengo 23 años. Ya mande un mail anteriormente, donde contaba que con mi novio, Roberto, 32 años, hemos comenzado a escuchar radiotrans y hablar mucho de Dios, volvimos hacia El, y estamos orando todos los dias. Pero necesitamos que nos aumente la Fe en Dios, queremos lograr una mayor disponiblidad para con Dios atraves de Jesus… cómo podríamos lograr esa relación personal con Dios? que necesitamos? si nos pueden ayudar y orientar con algunos consejos, desde ya muy agradecida, saludos! que Dios los bendiga, eugenia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.