Los primeros días de vida

Alimentos y emociones…
6 mayo 2009
El nuevo nacimiento
13 mayo 2009

Esta semana queremos hablar acerca de nuestros preciosos niñitos, cuando son tan pequeños e indefensos. Todo lo que necesitan es; bastante leche, calor, mimos y muchos abrazos y lo necesitan ya, es decir… no entienden qué es eso de esperar.

Necesitan sentirse seguros, protegidos, bien alimentados y limpios. Y te diré que si bien no saben lo que es esperar, bien pronto aprenden que es lindo estar en los brazos de papá y mamá, y pasearse con ellos de aquí para allá. A eso le decimos…mañas del bebé.

Aunque son tan pequeñitos al final del día las mamás en especial, quedan exhaustas, con mucho dolor de espaldas.

Eso es cierto y lo recuerdo, pero llegar a ser mamá es, creo yo, una experiencia muy disfrutable por encima de cualquier otra. Es un tiempo de muchas emociones porque a su vez se suma el cansancio que viene aparejado de no dormir y comer como debería ser.

La que va a ser mamá por primera vez  necesitará aprender algunas habilidades de cómo brindarle esos primeros cuidados especialmente cuando el bebé está recién nacido. En el seno de su madre estuvo calentito y protegido, ahora deberá adaptarse al nuevo ambiente, a veces frío, a veces caliente… las corrientes de aire, el ruido, demasiada luz. La buena noticia para la mamá es que aprenderá de forma natural y con facilidad proveerle de todos los cuidados.

Existen clínicas y hospitales donde ahora se ocupan de darles clases a las parejas que están esperando un bebé. Les enseñan cómo deben levantar al niño, cómo sujetar su cuerpo y su cabeza de modo que esté cómodo y no sufra daños a nivel de cuello y cabeza. La cabeza y el cuello son partes importantes y es necesario sostener su cabeza hasta que él pueda hacerlo por si mismo.

Eso es bueno saberlo. Otro asunto a tener en cuenta es acerca de los cuidados del cordón umbilical. Se espera que entre los 5 y 10 días se seque y se caiga.

Para eso es necesario mantener el cordón seco y protegido para que no se moje. Cada vez que cambias sus pañales coloca una gasa limpia alrededor del cordón junto al ombligo para protegerlo.

Un momento muy agradable es bañar al bebé. Cuando está recién nacido debes esperar que se seque el cordón o al menos no mojar esa parte aún. Puedes limpiarlo con una toalla o gasa calentita hasta que el cordón se haya caído. Es importante elegir un cuarto caliente, sin corrientes de aire, a puerta cerrada. Un recién nacido se enfría con facilidad. Prepara el baño con agua a temperatura agradable, no demasiado caliente.

Es importante que tengas todo preparado para envolverlo rápidamente en la toalla. Lava cada una de sus partes con suavidad. Nunca metas cottonetes a los oídos del pequeño, puedes dañarlos.

Sostén al bebé con tu mano y brazo mientras le bañas hasta tanto no pierda su cordón.

Recuerda que los niños pequeños se enfrían con facilidad, no debes demorar en vestirle si es tiempo de frío. Para lograr un baño más placentero existen shampoos y jabones suaves especialmente preparados para ellos.

Una vez que el cordón umbilical se desprenda será más fácil y placentero el baño porque ya podrás depositar al bebé dentro del bañito o palangana. De todos modos tu brazo debe permanecer bajo su cabeza y el baño debe ser corto, no olvides que está en los días de adaptación a un nuevo ambiente y mundo para él.

Encontrarás algunos aceites para bebés en la farmacia con el cual podrás masajearlo para que su sueño sea más placentero. Siempre es mejor bañarlo antes de alimentarlo.

Eso es cierto, por tanto el baño debe ser antes de amamantarlo. La leche materna es el mejor alimento para un recién nacido. Siempre está lista y a la temperatura adecuada. Además ayuda que el niño se sienta seguro y amado. Apenas nazca, permite que succione; Eso ayudará que la leche baje, esa primer leche se llama calostro y es muy buena pues protege al bebé de ciertas enfermedades. Cuanto más alimentas a tu bebé eso ayudará a producir más leche.

En este período debes tomar mucho líquido, comer lo mejor posible y descansar lo que puedas. No te aflijas si debes dejar de hacer algo en tu casa, dormir es más importante.

Cuando el bebé se duerme hazlo tú también.

Si eres mamá por primera vez, te preguntarás porqué debes hacer eructar a tu bebé cada vez que lo alimentas? Debes saber que los bebés tragan aire mientras succionan, y eso les causa malestar por eso debemos hacerlo. Levántalo derecho junto a tu hombro, sosteniendo su cabeza y suavemente toca su espalda con la otra mano hasta que logre eructar.

Hay niños que lloran mucho y eso me pone nerviosa, quizás a ti también. Cada mamá debe descubrir porqué lo estará haciendo…como no sabe hablar aún, es su manera de decirnos algo. Puede ser que tiene hambre, o que sus pañales están mojados, o que le duele la pancita o quiere dormir. Pasando los días cada madre se da cuenta qué quiere decirle su hijo. Hay diferentes cosas que puedes hacer para calmarlo. Lo puedes tomar en tus brazos, acostarlo en tus rodillas boca abajo, pasearlo…en fin son cosas que se van aprendiendo en el diario vivir.

Cuando nuestros hijos son pequeños, las madres nos preocupamos mucho pues ellos son tan frágiles y tememos que algo malo pase. Si notamos que hace fiebre, si vomita seguido, si llora demasiado, si no aumenta de peso…cosas así…debemos recurrir al médico inmediatamente, a la clínica o al hospital para que un profesional de la salud lo vea. Los niños se deshidratan muy fácilmente y eso puede conducirle a la muerte o a enfermarse más. Nunca descuides la salud de tu bebé, cuando lo notas diferente y desganado pon atención y hazle ver por un médico.

2 Comments

  1. dulce cristal soria dice:

    hola muchas gracias por sus comentarios ,tengo mi hija que es primerisa y les mande el correo de ella para que lea los consejos grasias y bendiciones

  2. dulce cristal soria dice:

    hola son muy interesantes loscomentarios tengo una hija con un bebe de 10 meses y le va a servir mucho sus comentarios bendiciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.