Cáncer de seno

Sandra se estaba duchando una mañana cuando palpó algo extraño en su seno derecho. Parecía como un bulto. Muy ocupada con su trabajo decidió no pensar en eso esperando que pronto se fuera. Un mes más tarde aún estaba allí, por tanto decidió visitar al médico. Como ella ya lo sospechaba, tenía cáncer de seno.

Para resumir la historia te diré que Sandra pasó entonces por tiempos muy difíciles. Tuvo que someterse a dos clases de tratamientos…quimioterapia y radiación por los siguientes dos años. La droga usada para la quimioterapia hizo que quedara muy cansada y no se sintiera bien. También perdió casi todo el cabello y la radiación dejó un punto sensible en su seno. Sandra se sintió asustada y deprimida casi todo el tiempo. Su esposo y sus hijos la apoyaron, animaron y ayudaron durante este difícil tiempo. El tratamiento funcionó y poco a poco se fue sintiendo mejor. Después de dos años de tratamiento, el cáncer se fue totalmente. Pudo continuar con su vida luego de haber quedado en suspenso. ¡Qué bendición!

Decir «cáncer» realmente da miedo a cualquiera, incluyéndome. Queremos decir que mucha gente se siente mejor como le pasó a Sandra, pero no siempre el cáncer se cura. Es cierto que descubrir un bulto da mucho miedo pero esto no significa que vayas a morir. Constantemente los tratamientos van mejorando más y más y son muchas las personas que logran derrotar esta enfermedad y seguir viviendo.

Si descubrieras un bulto en tu seno de seguro que te preocuparías y te pondrías ansiosa y eso sería normal. Pero lo más importante es que pidas una cita con tu médico para descartar si es un tumor maligno o benigno y el tratamiento a seguir de inmediato.

Lo mejor es no dejarte estar, tan pronto notes algo extraño concurre al centro de salud para un examen médico. Podríamos decir algo más en cuanto a esta enfermedad.

El cáncer de seno es un tumor o bulto que crece en el pecho. Mayormente se da en las mujeres pero puede ocurrir en algunos hombres también. La mayoría de estos canceres generalmente comienzan en los tubos que llevan la leche. Algunos se forman en las glándulas que producen leche y otros comienzan en los tejidos del seno. Pero cuando las células cancerígenas entran a los vasos linfáticos bajo la axila, pueden crecer y trasmitirse por otras partes del cuerpo y eso es más peligroso.

La buena noticia es que la mayoría de los bultos son benignos, no son una amenaza y no se extienden por todo el cuerpo. Te preguntarás ¿qué es lo que causa que se formen estos bultos o masas extrañas? No se sabe exactamente pero hay algunas cosas  que hace que algunas personas estén en más riesgo de tener cáncer de seno.

Podemos enumerar algunas de las razones:

= Si alguien en tú familia lo ha tenido o tiene, tu mamá, tu hermana o tía

=Si una mujer comienza muy temprano con la menstruación o llega a la menopausia muy tarde es un riesgo.

=Si no tiene hijos o los ha tenido de muy mayor y no los ha amamantado tendrá más riesgo de cáncer de seno.

= Debemos mencionar la falta de ejercicios, la obesidad, el tomar mucho alcohol son posibles causas de incrementar el desarrollo de tumores cancerígenos.

También está el caso de las mujeres que deben tomar hormonas.

Sin embargo algunas mujeres desarrollan cáncer sin ninguno de estos factores de riesgo que hemos mencionado y algunas con todos estos riesgos nunca lo desarrollan.

Como hemos dicho es muy difícil saber qué es realmente lo que causa el cáncer de seno.

Queremos hablar un poco acerca del tratamiento de estos tumores.

Depende del tipo de cáncer y en qué etapa se encuentra o cuan desarrollado está.

Hemos escuchado acerca de Sandra al principio; y como nos contó Mercedes a ella le hicieron tratamiento con quimio y radioterapia. Estos dos tratamientos fueron aplicados para matar las células cancerígenas en el seno y por si hubiera en otras partes del cuerpo.

Cuanto más pronto se descubra el mal, mejores y más efectivas serán las oportunidades para tratarlo. Por eso es importante comenzar con el tratamiento lo antes posible. Necesitamos tomar dominio de él antes que crezca y se expanda por otras partes del cuerpo. Los doctores dicen que si lo descubrimos a tiempo, salvaremos muchas vidas.

¿Cómo y qué hacer para descubrirlo?

Se aconseja que cada una de nosotras nos examinemos una vez al mes a partir de los 20 años. Para acordarnos deberíamos fijarnos un día del mes, siempre el mismo día- digamos el primero de cada mes.

=Cuando te quitas la ropa para ducharte y frente a un espejo observa tus senos para ver si notas algún cambio en ellos. Al estar bajo la ducha examínalos por si encuentras alguna dureza o protuberancia extrañas. Te lleva tan sólo unos segundos y puedes salvar tu vida.

Siempre me pregunto ¿porqué algunas personas sufren mucho y otros no? Pero debo confesar que no es fácil tener una respuesta.

Amiga, hagamos lo que esté de nuestra parte para librarnos del mal que podamos. Estemos atentas a nuestro cuerpo y sus llamados de atención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.