28 de Julio

Aquellos que visitan a los prisioneros y les muestran el amor de Dios y les ofrecen la oportunidad de escuchar las verdades de Dios y el regalo de la salvación. «Acordaos de los presos, como si estuvierais presos juntamente con ellos; y de los maltratados; como que también vosotros estáis sufriendo» (Hebreos 13:3).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.