Familia

Hay una relación especial e íntima

que solo en la familia se comparte

comienza con la confianza de la niñez

y se profundiza mientras tu creces.

Hay una clase especial de Felicidad

en compartir esas cosas pequeñas

como la risa, las alegrías y las conversaciones

que sólo una familia cada día te puede dar.

Hay una clase especial de Fortaleza

que sólo en la familia puedes hallar

para respaldarte, para alegrarte

para entenderte y cuidarte.

De todos los tesoros que la vida ofrece

lo máximo mi familia es:

«Mi hogar, Mi dulce hogar

No hay sitio bajo el cielo

Más dulce que el hogar».

1 Comentario

  1. eduardo dice:

    Hermanas sigan adelante con el ministerio,nada mejor que trabajar a favor de las familias,y si son cristianas mucho mejor,Dios las bendiga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.