Ayudando a los hijos a aprender

Puede ser algo tan sencillo como eficaz. Una de las maneras más fáciles de ayudar al hijo o hija para que triunfe en la escuela es simplemente creer que el aprendizaje es muy importante. Suena a demasiado simple. Te preguntarás si realmente es verdad.

Sí, es bien cierto. A un niño le irá mejor en la escuela si el padre y la madre piensan y aceptan que el aprendizaje de verdad es importante. Habrás notado que en la historia de Sara su mamá no mostró ningún cuidado ni interés en la jornada escolar de la niña. Puede ser que le importaba pero en ese momento no se lo demostró de ningún modo.

Eso parece ser cierto, pues ella no le preguntó nada acerca de cómo le había ido en el colegio. No la culpamos tampoco, ella estaba muy ocupada pensando en cosas que debían ser hechas antes que llegaran las sombras de la noche. Como podemos deducir viven en un entorno social pobre ya que el agua debe ser traída de un pozo cercano y con baldes.

Cuántos hogares aún hoy día no gozan la bendición de tener agua corriente en su propia casa ya sea para el baño, la cocina, la limpieza…

Pero – creo que hay madres de todos los estratos sociales que se distraen en cosas y no les dan la atención necesaria a sus hijos.

Por eso si eres mamá y tienes hijos en edad escolar, queremos decirte que es sumamente importante que demuestres interés en sus tareas escolares, que hables con tu hijo, le preguntes qué hizo en la escuela y revises sus tareas diarias. Si le acompañas cada día hasta el colegio, aprovecha a conversar con él.

Mientras preparas la cena aprovecha a saber de su día escolar.

Puedes preguntarle qué es lo que más le gusta de lo que enseña la maestra y qué es lo que más le aburre. Si escucharon alguna historia en clase, pídele que te cuente algo de ella. Haciendo esto le demostrarás que lo que hace en la escuela te importa y tendrás la oportunidad de ayudarle con tus sabios consejos y comprensión.

Recuerdo mis años de niñez y cómo mis padres se preocupaban que tuviera todo pronto para el otro día. Era la manera de no ponernos nervioso temprano en la mañana y con todo pronto poder salir en hora y llegar en hora al lugar.

Algo necesario es respetar el tiempo que los hijos necesitan para hacer sus tareas y estudiar las asignaturas diarias. Debes estar atenta que tengan tiempo para hacer sus deberes, su tiempo para jugar, descansar y estar en familia.

Dice un proverbio “el orden es la hermosura del hogar” Aparta y arregla un rincón de tu casa donde ellos puedan tener sus libros y materiales de estudio. Un lugar donde poner cada día su mochila escolar y que sepan que es el lugar donde encontrarán todas sus cosas para la escuela.

Eso tan sencillo como tener un rincón personal en la casa les hace sentir importantes… Pero… qué hacer cuando ellos no comprenden algo, cómo ayudarles. Como le sucedía a Sara, la niña de nuestra historia. Ella no sabía o no podía hacer las tareas. Bueno… ella pensaba que no podía.

Lo primero, es asegurarse que él sabe que tú le amas. No sólo cuando le va bien sino también cuando le va mal. Necesita escuchar palabras de ánimo, que estés junto a él o ella, que le abraces… Cosas tan sencillas pero que lo marcarán para toda la vida. Que sepa que siempre que te necesite, allí estarás para apoyarle, porque nunca dejará de ser tu hijo o hija.

Lo próximo es ayudarle a entender y aceptar que no siempre sabrá todo. Que hay temas que dan trabajo aprenderlos. ¿Puedes recordar tu propia experiencia? Las veces que algo te ha salido mal al querer aprender ciertas cosas nuevas… cosas tales como una comida, un discurso, coser una ropa y tantas cosas más… ¡Cuántos errores habremos cometido!

¡Cómo no recordar! Especialmente al cocinar… esas tortillas pegadas al sartén, esos pasteles quemados por fuera y crudos por dentro…

Como adultos sabemos que no siempre es fácil aprender cosas nuevas. No nos enojemos cuando los hijos luchan con alguna dificultad.

Todas en algún momento habremos experimentado la amargura de la frustración

Y qué bien nos hace escuchar que alguien nos diga que nos comprende. Al menos así es conmigo, me siento mejor si alguien me dice – te comprendo- a mí también me pasa. Es bueno saber que en los tiempos difíciles no estamos solas.

Así que, si tu hijo ha tenido un mal día, decide ponerle un poco de atención. Muéstrale cuánto le amas, siéntate a su lado y habla- dialoga, pregúntale cosas. Si es necesario abrázale.  Dile que entiendes que aprender es difícil y que es normal que la escuela no sea fácil pero que estás dispuesta a ayudarle para que le vaya mejor.

Una de las maneras de ayudarle es concurrir a la escuela para hablar con sus maestros y pedirle un consejo para saber cómo ayudarle en casa.

Creo que los padres siempre deben estar en contacto con los maestros o profesores de sus hijos.

Otra manera de ayudar a tu hijo en el aprendizaje es pedir a alguien que está más adelantado en sus estudios, alguien más grande, puede ser un hermano, una tía, una amiga para que le apoye en sus dificultades. No siempre es posible pagar profesores para clases extras.

No desmerezcas a tu hijo delante de otros porque no le salen las cosas bien. Ya está sufriendo por eso mismo y no debes añadirle más pena. Sé prudente y actúa con cuidado al ponerle a otra persona que le ayude. Quizás sólo necesita aprender cómo estudiar para vencer la dificultad que tiene.

Esperamos que estos consejos te animen para no desfallecer cuando surjan dificultades en la etapa escolar de tus hijos. Al fin verás más adelante que esas dificultades no son las más difíciles que debas enfrentar. Hay un dicho: “Hijos chicos, problemas chicos, hijos grandes, problemas grandes” ¡No te des por vencida!

3 Comentarios

  1. excelente arìculo, con el cual estoy plenamente de acuerdo yo soy maestra de jardin de infantes y siempre les motivo a mis padres de familia a conversar con los pequeños a que les averiguen como les fue en clases y a motivarles para seguir adelante, les sugiero que les acompañen durante unos minutos para que hagan la tarea en orden, pero tambièn les pido que les dejen desenvolverse solos, pues ellos son los que necesitan desarrollar sus destrezas, creo que es muy importante para los niños saber que sus padres les dedican tiempo.

  2. susana dice:

    me encantaria que me mandarian ese librito Dios las bendiga y me ayude a ser valiente como ustedes.

  3. LUZ V. dice:

    gracias por los consejos, son estupendos, me ayudan al crecimiento y desarrollo de mi hijo
    grCIa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.