El suicidio

Una paz insólita
2 febrero 2010
La vida: el regalo de Dios para tí
2 febrero 2010

Es nuestro deseo que te encuentres bien y feliz. Es un deseo, pero también sabemos que muchas de ustedes están enfrentando en este mismo momento alguna situación de enfermedad o desaliento. Estas son cosas que hacen que la vida se presente muy difícil de llevar adelante y llega la depresión.

Algunas personas sufren cuadros de depresión clínica. No es solo un sentimiento triste por cosas que le han sucedido y le han causado dolor. La tristeza frente a la pérdida es normal  y hace bien llorar cuando nos sentimos tristes. Pero la depresión es un sentimiento de tristeza prolongado, falta de esperanza, fatiga e impotencia. El deprimido por más que lo intente no puede sentirse bien. Es por eso que la depresión clínica es una condición médica o enfermedad.

En el cerebro hay ciertos químicos que sirven como conductores. Son muy importantes en ayudarnos a mantener nuestro sentido de bienestar. Cuando estas sustancias se desequilibran, una persona puede perder la capacidad de controlar sus emociones.

Para decirlo en palabras más sencillas diríamos que tiene una enfermedad mental. Va a actuar de una manera que no es normal, tal como llorar continuamente, dormir demasiado o aún puede perder su voluntad para vivir. Una persona así puede llegar a ser suicida.

Usaremos unos minutos para hablar acerca del suicidio. ¿Por qué queremos hacerlo? Porque cada vez más personas se quitan la vida como una manera de resolver sus problemas.

La mayoría de las personas que se quitan la vida están en su peor momento de depresión. El que no tiene esperanza puede fácilmente creer que nada cambiará y que la única manera de conseguir alivio emocional a sus penas es ponerles fin.

Quiero hacerte unas preguntas y sé sincera al responderlas. ¿Alguna vez te has sentido tan mal que has pensado en quitarte la vida? ¿Has pensado en algún plan para hacerlo? o ¿cómo lo harías? ¿Qué usarías? Si has respondido sí a alguna de estas preguntas escucha atentamente lo que queremos decirte.

No te culpamos por sentirte así. Lo que queremos es que entiendas que tu vida puede ser mejor. Tengo una amiga que ha pasado por esta situación y ahora se siente mejor. Para ella misma era difícil creer que lo superaría pero lo ha logrado. No se tu situación en este momento pero quiero decirte que mientras tienes vida tus circunstancias pueden mejorar.

Nuestra amiga nos decía: “reconozco que me quería matar porque no estaba bien. Mi mente estaba enferma y confundida. Tuve que recurrir al médico y contarle de mi estado de ánimo y confusión mental. Cuando nos duele la cabeza tomamos un calmante. Si una persona tiene un desequilibrio en la mente hay medicinas accesibles para ayudar a equilibrar esas sustancias que están fuera de control.

Nuestra amiga comenzó a tomar unas píldoras que le recetó el médico especialista y ella se maravilló de cómo su vida fue cambiando. Se sentía más feliz, tenía más energía y ánimo para luchar con las situaciones difíciles que se le presentaban. Comenzó a pintar, arreglar su jardín como lo hacía antes de su desequilibrio mental. Ella nos dijo: “antes de tomar la medicina no tenía ganas ni de hacer las cosas más simples en mi hogar, mi casa era un revoltijo y eso me deprimía aún más”.

Otra cosa que le ayudó mucho, además de los medicamentos fue restablecer sus amistades. Ella comenzó a hablarles y buscar su amistad y contarles de su situación. Encontró personas que la querían y la entendían.

Necesitó unas charlas con un consejero profesional quien le ayudó a tener un concepto más adecuado de si misma y no querer buscar la perfección ya que eso la frustraba.

Las investigaciones muestran que la mayoría de las personas realmente no quieren quitarse la vida, lo que buscan es terminar con su terrible sufrimiento. Puede ser que así te dientes ahora y deseas encontrar un alivio. Lo primero que puedes hacer es hablar con Dios y pedirle su ayuda. La Biblia nos dice que El es un refugio y una fortaleza, siempre listo para ayudarnos en tiempos de necesidad (Salmo 46:1) El está contigo en tiempos difíciles. Lo segundo que debes hacer es encontrar a alguien a quien conozcas y que te pueda escuchar y ayudar. Y en tercer lugar visita al médico y pídele algún medicamento que te ayude a equilibrar las funciones químicas de tu cerebro.

Debes cuidarte a ti misma y no darte por vencida, lucha contra la depresión y el suicidio. La vida es demasiado preciosa para terminar con ella.

5 Comments

  1. Soy una mujer que trata de ser cristiana. Profesional, crié y eduqué a 5 hijos como muchas mujeres, siendo padre y madre a la vez. No me quejo. Disfruté de mi vida, de mis hijos, de mis estudios, de mi trabajo. Me divorcié hace tiempo y luego luego me volví a casar, ya habiendo aceptado al Señor. Fue una relación hermosa y casi perfecta. Luego, él murió hace tres años y yo pasé por un período muy difícil que hube de enfrentar, así que el médico me dijo recientemente que, en verdad, mi depresión estaba larvada o pasmada, pues no había llorado mi luto.

    Desde el año pasado, la situación de mi país, problemas económicos y el hecho de vivir sola, han socavado mis defensas y cada vez pienso más en el suicidio. Tomo mis medicamentos. Voy al médico. Pero, habituada a ser considerada fuerte, mi debilidad la oculto cuidadosamente. Mi única hija mujer quiere llevarme a otra ciudad, donde ella vive. No es mala idea, aunque debo esperar 5 meses aún para eso. De mis hijos varones, el primogénito y el menor, se han desvinculado, inclusive con expresiones irrespetuosas. Eso me ha herido profundamente, pues ellos se hacen llamar cristianos y, además, parecen haber olvidado lo mucho que les di.

    Hace unos momentos, compré cosas que aceleraran mi muerte, pero entré a este site y encontré su mensaje. Reflexionaré, pues, esta noche. Y oraré. Quisiera ayunar 40 días, pero no creo resistir. Sería una manera de vencer esta cadena tan dolorosa y pesada.

    Gracias por su mensaje y que Dios la bendiga abundantemente,

    Milagros Mata Gil de Carnevali

  2. olga dice:

    tengo una sobrina de 16 años. ya se ha intentado suicidar 5 veces. ya la ha tratado psicologa siquiatra y cada dia es mas complaicado, solo DIOS nos puede ayudar. escucho todo lo relacioando con el tema para que me ayuden por favor los que conocemos el tema estamos totalmente locos.

  3. Mireya Jerez Pino dice:

    Olga:
    Yo a ud. no la conozco personalmente,pero me pongo en su lugar ya que yo tengo un hijo de casi 30 años que sufre de crísis epilépticas y qye actualmente no está haciendo nada más que fumar y jugar en el computador y que ha intentado por lo menos unas tres veces de poner término a su vida,la última vez se le alcanzó apenas ahacerle lavado de estómago ,ya que los s.de salud estaban enparo. El es el mayor de 4 hermanos y sufro lo indecible por él. Oro mucho por el. Ac tualmente se lo entregué a Dios ,para que el haga su voluntad en su vida.Yo tengo 60 años y me entristece mucho verlo así,lo único que le pido a mi Dios es fortaleza para soportar los embates de la vida.Tengo fe de que algún día ésto terminará y que veré a mi hijo bién,cumpliendo sus metas y que podré morir tranquila. Lo único que sé es que para Dios no hay nada imposible y que el tiene lla última palabra . El tiene el control de todo. Creo que nos resta pedir la oración en muchas iglesias. Voy a orar por su sobrina hoy.saludos cordiales.Mireya.

  4. ALISON dice:

    ps miren yo e intentado suicidarme solo una vez pero lo he pensado mucho,una vez me senti tan mal q llegue a drogarme con lo mas bajo q ustds pueden imaginarsen con sacohol y creanmen q para mi eso es una verguenza.yo pienso q mi situacion no es nada buena ps estoy analizando una cualidad mia q es mi risa, mi sentido del humor porque ahora veo que es solo una forma de dizfrasar mis tristesas y lo peor es que yo me siento tan sola y cuando trato de recordar cosas buenas de mi infancia me encuentro con que las tristesas vienen desde alli , ahora tengo 15 años y me siento como lo peor que le pudo haber mandado dios a mis padres o por lo menos es lo que mi mama me hace entender pero por favor de verdad necesito ayuda necesito una amiga que me aconseje.
    muchas gracias y bendiciones para todas

  5. vicky dice:

    Quiero decirles de todo corazón que la confianza está únicamente en DIOS se que es muy facil decirlo y vivirlo es otra cosa, pero que es facil algo que nos cueste un buen premio….. nada cierto debemos ser esforzados y valientes alli es donde está el secreto resistir cuando nos negamos a nosotros mismos lo que sabemos que no es de bendición tenganlo presente, que DIOS nos ayuda, no tiren la toalla ánimo se los digo porque yo tambien en muchas ocaciones intente suicidarme y nada consegui solo una marca grande en el brazo y lo único que me llevó está situacion es a ser mas esforzada y valiente y cuando esto sucede pasamos a otro nivel no es facil pero tampoco dificil si vamos de la mano de jehova. Animo animo en Dios esta la victoria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.