03 de Junio

Mujeres atrapadas en la pobreza y sin esperanza, sean muy cautelosas de las “ofertas de trabajo” que les prometen una mejor vida. Muchos de estos trabajos en realidad son trampas de esclavitud sexual. Cuando llegan al nuevo país, se les quita el pasaporte, se les advierte que están de forma ilegal y se les fuerza a ser prostitutas para pagar los gastos de viaje que han tenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.