Cuando vine a Cristo

Dios llama…¡Escucha!
6 julio 2010
7 de Julio
7 julio 2010

Yo traje mis cargas a Cristo Jesús

Y alivio profundo mi alma sintió;

Mi vida llenose de paz y de luz,

Y el rumbo de ella por siempre cambió.

Yo antes vagaba con dudas, sin fe,

Cual barco perdido en tétrico mar;

Y en busca de puerto tan sólo encontré

Hundirme más hondo en negro pecar.

Un día no obstante, todo esto pasó;

La noche de duda por siempre se fue,

El rostro de Cristo mi alma alumbró

Y el rumbo dichoso por fin inicié.

Ahora transito la senda del bien,

Mi anhelo es servir, mi anhelo es amar

La Biblia es mi guía, mi pan, mi sostén,

Mi gozo es ahora a Cristo alabar.

1 Comment

  1. claudia dice:

    excelente me gusto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.