Dios llama…¡Escucha!

La infertilidad
6 julio 2010
Cuando vine a Cristo
6 julio 2010

En programas anteriores hemos hablado de Dios como el Creador de todo el universo. Dios creó al primer hombre y a la primera mujer y a partir de ellos se formaron todos los pueblos y naciones. Crecieron en número, se dispersaron por todas partes y fueron adoptando diferentes ideas acerca de Dios. Llegaron  a estar confundidos de cómo adorar al verdadero Dios y vivir vidas correctas. Muchos grupos comenzaron a adorar ídolos… pero Dios amó al mundo. Él no ha olvidado su promesa de proveernos  la manera en que pudiéramos volvernos a Él y la cumplió.

En el libro del Génesis en la Biblia (Cap. 12-21) se nos narra la historia de un hombre llamado Abram. Su familia era nómada y cuidaban ganado. Un día Dios habló a Abram y le dijo: “Deja tu país y tus parientes y la casa de tu padre y vete a un lugar que yo te mostraré. Te daré muchos descendientes y llegarán a ser una gran nación. Te bendeciré y engrandeceré tu nombre… de modo que todas las naciones sean bendecidas a través de ti.”… Así que Abram tomó a su esposa Sarai, a su sobrino, sus sirvientes y sus animales y salieron. Tuvieron muchas aventuras y Dios le mostró la tierra fértil que le había prometido. Abram se enriqueció allí.

Veamos cuales eran las tres cosas que Dios le había prometido. ¿Eran cosas que él realmente quería? Sí… tierras, fama, e hijos. Maravillosamente Dios comenzó a mostrarle a Abram quién realmente era y cómo adorarle. Pensarás que Abram estaría muy feliz. Pero… bien, continuemos con la historia como está relatada en la Biblia.

Abram y Sarai guardaban un doloroso secreto- no podían tener hijos. Y se estaban poniendo ancianos; él tenía 75 años cuando comenzó el viaje.

Diez años más tarde, Dios habló a Abram otra vez (15:1- 6) Él dijo: “No temas, Abram, yo soy tu escudo y tu galardón será sobre manera grande.” Abram respondió muy respetuosamente, pero necesitaba hacerle una pregunta que tenía en su corazón y dijo: “Soberano Señor ¿qué me darás, siendo así que ando sin hijo y tengo sólo este sirviente para dejarle todas mis cosas…”

Luego el Señor le llevó fuera de la tienda y le dijo: Mira ahora los cielos y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Así será tu descendencia.”

Después de esto la Biblia añade unas palabras muy importantes: “Abram puso su confianza en Dios, y por esta razón Dios se agradó de él y le aceptó.”

Dios continuó y le dijo que haría un pacto es decir un acuerdo con él y sus descendientes. El sería su Dios, les bendeciría, les proveería… y ellos serían su pueblo, aprenderían a adorarlo y obedecerlo. (18:19) Como señal de esto Dios cambiaría su nombre a Abraham que significa algo como padre de muchedumbre de gentes y de naciones.

Sarai no pudo aguantar de reírse cuando escuchó esta profecía. ¿Una mujer anciana como yo va a tener un bebé? Cuando Abraham tenía 100 años Sarai llegó a tener a ese bebé prometido. La promesa de Dios se hizo realidad… de Abraham salieron millones de personas y muchas naciones, especialmente los pueblos de Oriente Medio.

Así Dios cumplió Su promesa y le dio tierras y descendientes. Abraham llegó a ser famoso, un líder bien conocido quien se mezcló con Reyes y Principales. Por supuesto aún hoy es muy famoso… los Judíos, Musulmanes y los Cristianos todos le ven con gran respeto.

¿Pero cómo llegó a ser de bendición a todas las naciones…?  Aunque era bien conocido en esa parte del mundo no lo fue para todas las naciones  Pero un día uno de sus descendientes llegó a serlo. Jesús vino de esa línea, fue de la familia de Abraham y llegó a ser el Salvador del mundo. Por eso leemos en la Biblia que a través de Abraham fueron bendecidas todas las naciones.

Dios lo tenía todo planeado desde el principio, gradualmente fue enseñando a su pueblo acerca de sí mismo y los preparó para la venida de Jesucristo. Pero todo comenzó allí con Abraham, porque fue un hombre que escuchó la voz de Dios y le obedeció.

Esta es una maravillosa historia de cómo Dios quiere comunicarse con las personas.

Dios aún habla… él nos está llamando a todos nosotros. Lo hace de diferentes maneras… Por ejemplo Dios habla a través de la Biblia que es Su palabra, cada vez que la leemos o escuchamos podemos saber de Él.

Dios nos habla a través de la voz de la conciencia que nos dice lo que está bien y lo que está mal.

A veces Dios nos habla a través de otras personas que le aman y le conocen…

Y puede hacerlo también a través de este programa de Radio…

La pregunta es: ¿Estás interesada en escucharlo? ¿Eres como Abraham, pronta para depositar tu confianza en Dios, pronta para esperar sus tiempos en cumplir sus promesas? ¿Recuerdas qué le agradó a Dios? Fue el hecho que Abraham confiara en Él.

Abraham fue un hombre imperfecto, se equivocó muchas veces pero aprendió a confiar plenamente en Dios y obedecerle. Dios te llama-¿escuchas Su voz? Te llama y te ofrece hacer buenas cosas en tu vida. Dale una oportunidad, entrégale tu vida a Jesús.

Escuchemos esta bonita canción mientras lo piensas.

2 Comments

  1. lidia dice:

    Mi nombre es Lidia Guzman. Tengo 36 anos ,vivo en la ciudad de Lynwood ,California. Mi niño tenia 5 meses cuando le encontraron cancer. A los 16 meses mi niño Samuel se fue con Dios en Julio 26, 2009. Tengo dos niños mas. Yo le pido mucho a Dios que me ayude con este dolor . El enemigo me quiere derrotar porque este dolor es muy fuerte yo sigo clamando de Dios porque el es mi fortaleza. Les pido que porfavor oren por mi . Estaba en la iglesia adorando a Dios y en mi espiritu decia una vos miras a otro bebe Y me puse a llorar porque yo estoy operada para no tener mas niños. Y le dije si Senor .Despues un tiempo mas iba manejando Y otraves dijo A mi espiritu se llamara Isaac. Y dijo dilo en vos alta Isaac. Y lodije . Y le pregunte porque Isaac dijo miralo en la Biblia . Isaac significa sonrisa(gozo). Yo nunca pense ese nombre yo queria Isaiah. Porfavor oren para que la promesa llegue pronto. lidia

  2. wanda dice:

    Hna. Lidia

    Cuando comenze a leer tu testimonio, me senti triste, pero al seguir leyendo, me di cuenta que Dios tiene todo el control, me alegro que le hayas hecho caso a la voz del padre celestial, sigue confiando, no pierdas la «FE», el enemigo es un embustero,y Dios sigue siendo Dios. El es tu ayudador, lo dice en el Salmo 121, que tu socorro va a venir de Jehova el todo poderoso, sigue hacia adelante y yo estare orando por ti tambien. La paz del Todo Poderoso sea contigo y tu familia y hacia adelante, Filipenses 4:13 dice Todo lo puede en Cristo que me fortaleze, en el, fuera de el no se puede, permanace en la Fe.

    Dios te bendiga

    Hna. Wanda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.