5 de Agosto

Madres abandonadas, divorciadas o viudas y llevan pesadas cargas para proveer un hogar a sus hijos. Nuestro poderoso y maravilloso Dios “que hace justicia al huérfano y a la viuda” (Deut. 10:18)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.