29 de Noviembre

Por las vidas que son cambiadas después de escuchar acerca del amor de Dios por medio de acciones amorosas del personal y voluntarias de Proyecto Ana y por escuchar el programa Mujeres de Esperanza. “Me encontraba en una situación sin esperanza. No podía soportarla más, por tanto pensé en el suicidio pero escuché su programa. Eso me dio esperanza al saber que alguien se interesaba en mi y que dio Su vida para salvarme. ¡Gracias por lo que hacen ustedes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.