Job 36:27-37:7

He aquí Dios es grande,

Él atrae las gotas de las aguas,

Y transforma el vapor en lluvia

La cual destila de las nubes

Goteando en abundancia sobre la humanidad…

¿Quién podrá comprender la extensión de las nubes

Y el sonido estrepitoso de su morada?

La tormenta hace que mi corazón se estremezca

Y salte de su lugar

Escuchen todos ustedes la voz de Dios,

Y el sonido que sale de Su boca,

Truena Él maravillosamente con Su voz

Hace grandes cosas que nosotros no entendemos,

Porque a la nieve dice: desciende a la tierra

También a la llovizna, y a los aguaceros torrenciales

Por el soplo de Dios se da el hielo,

Y las anchas aguas se congelan,

Dios pone fin al trabajo de los hombres,

Les muestra lo que sólo Él puede hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.