El ciudado de los animales

Recuerdo una historia que solía leer cuando niña en mi libro de lectura de la escuela. Se trataba de un hombre que vivía con su perro Terranova. Por su carácter cruel acostumbraba maltratar al animal. No lo alimentaba como era debido y lo echaba lejos de él. Un día de calor, ambos fueron a la orilla del río. El hombre entró al agua a darse un baño, perdió pie y comenzó a hundirse. El perro que no lo había perdido de vista, observaba a su amo desde la orilla. Cuando vio lo que sucedía, no vaciló, lanzándose rápidamente al río para salvarlo ya que daba gritos desesperados de auxilio. Ese día, el hombre comprendió cuan fiel era su perro y cuan ingrato era con él.

¡Realmente admirable lo que puede hacer un animal! Dios es el creador de los animales y los hizo para nuestro beneficio, por eso debemos saber cuidarles y sacar provecho de ellos.

Especialmente si tienes jardín o terreno en tu casa puedes probar de tener algún animal. A los niños y a los ancianos les gusta estar rodeados de mascotas, pueden jugar con ellas y sentirse acompañados.

Algunos animalitos, además de compañía y diversión te pueden brindar otros beneficios. Por ejemplo, las gallinas que puedes criar en un terreno pequeño, pueden brindarte huevos, pollos y carne para tus comidas. Es importante fabricarles un lugar donde pueden dormir y poner los huevos cada día.

¡Cuántas familias hay que no tienen con qué hacer sus comidas pero poseen terreno alrededor de su casa!  Con un poco de esfuerzo y creatividad podrías cultivar tus vegetales, plantas de especies y criar algunos animales de corral para tener cada día huevos, leche, carne de pollo, conejos… y además toda la familia aprendería a ser responsable por el cuidado de los mismos.

Bien sabemos que no todas podrán lograrlo porque se necesita tener un jardín o terrenito, un poco de tiempo y esfuerzo.

 

Estas son ideas y luego verás que puedes tener en tu casa. Muchas familias tienen un perro o un gato como mascotas de la familia; pero sé de algunas que crían pollos, conejos, corderos… cabras…cerditos de Guinea o como le decimos nosotros “cuises”-  todo dependiendo del espacio y del lugar donde vivas. Un amigo me contó que le regalaron una parejita de cerditos de Guinea y cada 60 días la hembra tiene sus crías a las cuales venden y sacan unos pesos. Además le comen el césped y no necesitan cortarlo con la máquina. Los tienen en una jaula que cada día van cambiando de lugar sobre el césped.  Pero, como dije… dependiendo del espacio y lugar donde vivas…Y del esfuerzo que quieras hacer para criarlos o cultivarlos. Puede resultar una buena ayuda en el presupuesto familiar. Los conejos, por ejemplo tienen muchas crías y crecen rápidamente, así como los chanchitos de Guinea. Los conejos pueden ser utilizados para consumo de la familia o para la venta y ganar así un  dinero extra.

Me da mucha alegría saber que en escuelas de nuestro país están enseñando a los niños a preparar huertas familiares. Ellos son guiados por un profesional para sembrar lechugas, zanahorias, tomates y otros vegetales, de modo que se sientan estimulados luego a hacerlo también en sus casas. Es una manera de combatir la pobreza, el hambre y el ocio de los adolescentes y niños fomentando el amor al trabajo y al progreso.

Recuerdo un refrán chino ahora y dice algo así: “No le des el pescado, sino más bien enséñale a pescar” ¡Cuántas estadísticas de países donde la gente muere de hambre o cuentan con tan poco para comer, seguramente necesitan ser enseñados a cultivar sus vegetales, criar animales o aves…!

 

Esa es una cruda realidad y muchas veces se trata de familias o personas que viven rodeadas de un terreno o jardín pero no tienen iniciativa o no saben mover la tierra, echar unas semillas y tener la expectativa de ver brotar las plantas que servirán para alimentarse luego. O criar unas pocas gallinas en algún corral para tener huevos frescos.

 

Criar animales puede ser trabajoso, pero será muy útil para la familia. Si tienes espacio en tu jardín deberás construir unas jaulas o corrales donde guardar las aves o los otros animales para evitar que destruyan tus otras plantas que deseas conservar.

Si tienes macetones o contenedores de plástico, allí podrías cultivar tomates, albahaca, ajíes y muchas cosas más.

No olvides que Dios nos pide que seamos buenas administradoras de nuestra vida, de todo lo que poseemos y de nuestro tiempo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.