15 de Mayo

Que Dios sane las cicatrices emocionales de aquellos que están divorciados. Ore por las parejas que no están casadas para que comprendan que las leyes de Dios están para crear vidas y hogares sanos y para ayudarnos a prosperar. Los modelos de familias rotas que los hijos ven, han resultado en una juventud depresiva y cínica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.