15 de Junio

Los miles de refugiados cristianos quienes, luego de recibir amenazas de muerte, dejaron sus hogares en Irak y otros países con muy pocas posesiones y ahora pasan tiempos difíciles para aprender un nuevo idioma, conseguir empleos y sentirse seguros. Ore por aquellos que están lejos de sus hogares y que escuchan los programas de Mujeres de Esperanza en su propio idioma en Internet, a través de cassettes o CD e incluso por teléfono en Alemania.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.