30 de Julio

Gracias a Dios por sus preciosas promesas a sus hijos «Todos nosotros, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.