28 de Enero

Generosidad e integridad que llene a «los reyes y a todos los que están en eminencia, para que llevemos una vida tranquila y reposada en toda piedad y dignidad» (1ª. Tim. 2:2). ¡No olvides el poder de la oración!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.