Piedras en el riñón

Dios nos hizo especiales
11 septiembre 2012
La oración
11 septiembre 2012

El tío de Benjamín era un jugador de fútbol en el equipo del distrito. Tenía que practicar cada día, incluyendo el levantar pesas y correr varios kilómetros por día. Por supuesto transpiraba mucho de modo que su esposa estaba siempre ocupada lavando sus ropas de deporte.  La familia de Benjamín estaba feliz y entusiasmada de hacer una caminata hasta la villa del tío. Hacía tiempo que habían planificado visitarlo y Benjamín estaba ansioso…

Benjamín admiraba a su tío como jugador de fútbol; para él era un héroe. Los padres le prometieron llevarlo a su casa y Benjamín tenía preparadas una cantidad de preguntas que quería hacerle acerca de su manera de jugar el fútbol.

Al llegar, luego de la caminata se sentían cansados y sedientos. La tía les sirvió refrescos para tomar. Hablaron mucho acerca de todas las noticias y novedades de familia, preguntaron por los trabajos y por la salud de los niños dela casa.  Benjamínobservó que su tío, no sólo había tomado el refresco sino también dos vasos grandes de agua. Cuando Benjamín vió que se iba a servir otro vaso más le dijo: “Oye tío… estás tomando demasiada agua… “ El tío se rió:  “Oh, sí, tienes razón. Estuve corriendo temprano en la mañana y transpiré mucho. No quiero tener piedras en los riñones otra vez.”

¿Piedras en los riñones? Preguntó Benjamín confundido: ¿Qué tiene que ver la transpiración y las piedras en los riñones?”

Su tío pensó un momento y luego le respondió: “Si transpiras mucho, eso significa que pierdes mucha agua, así que tu cuerpo se deshidrata o se seca. Piensa acerca de un río luego de una larga estación seca, es decir sin lluvias. ¿Cómo se vería? A lo que Benjamín le respondió: “Habría mucha basura en su fondo, cosas tales como hojas y ramas. Eso entorpecería el fluir normal del río.”

“Así es” dijo el tío. “Tendría que haber suficiente agua en el río para que se mantuviera corriendo suavemente” Benjamín pensó inmediatamente en estas dos figuras del río; en la estación seca atestada de hojas y ramas quebradas entorpeciendo la circulación; y la estación mojada con un río pleno de agua corriendo ágilmente.

Su tío continuó explicando: “Nuestros riñones son como aquel río. Ellos reciben y limpian la basura dela sangre. Sinuestro cuerpo no tiene suficiente agua, los riñones se bloquean como el río. La basura que generalmente es llevada afuera  en la orina, puede estancarse y producir las piedras en los riñones.”

“¿Y eso es muy doloroso? Preguntó Benjamín.

“Oh sí, las piedras en el riñón es algo muy doloroso! El doctor tuvo que darme algunas medicinas fuertes, algunas veces, para el dolor. Pero, adivina cual es la mejor y más barata medicina?”

“El agua”- adivinó Benjamín.

“Muy bien” replicó el tío. “Sólo tomando mucha agua, así como el río necesita mucha agua para mantenerse fluyendo, nuestros cuerpos necesitan mucha agua para mantener  nuestros riñones trabajando apropiadamente. Desde ese día, yo me cuido de tomar mucha agua- especialmente cuando hago ejercicios o hace mucho calor- porque no quiero tener esa dolorosa experiencia otra vez.”

“¡Qué interesante! Pensó Benjamín, “la mejor medicina para las piedras en el riñón y la más accesible, es tan sólo beber mucha agua. Y mejor aún, si tomas mucha agua te libras de tener piedras en el riñón  Realmente no me gustaría esa experiencia!”

¡Realmente, qué maravillosa cosa es el agua! Beber mucho de ella mantendrá nuestros cuerpos hidratados y nuestros riñones protegidos de acumular piedras en ellos. ¡Qué sencillo que es!

Hemos hablado de la importancia de beber mucha agua para mantener nuestros riñones bien limpios y para el tratamiento por si hubiera piedras en el riñón… y luego también alguna medicina para calmar el dolor. Pero, el doctor nos ha dicho que hay algunas otras cosas que necesitamos saber para estar seguros si se trata de piedras o es otra situación. Por ejemplo… nos dijo cómo podemos estar seguros que el dolor proviene por tener una piedra en el riñón.

Esto es exactamente lo que nos dijola doctora Kerryn: “Necesitamos ser cuidadosas al decidir si realmente el problema son piedras al riñón. Por lo general se siente en la espalda, por debajo de las costillas o en el bajo abdomen o ingle- depende donde se estacionóla piedra. Puedeser un dolor muy severo que viene en oleadas repentinas.

Entonces, ¿qué debe hacer alguien que piensa que tiene una piedra?

La doctora nos dijo que tuviéramos en cuenta tres pasos: Aliviar el dolor… esperar… y observar.  Prueba de tomar alguna medicina para aliviar el dolor… espera un momento… y si eso no ayuda debes hablar con tu doctor. Esto es importante porque pueden haber algunas complicaciones o el dolor puede ser ocasionado por alguna otra causa que necesitará un tratamiento de inmediato.

Así que los tres pasos a recordar son: tomar algo para el dolor, esperar y ver si el dolor se va.

Es lo que nos dijo la doctora y será un buen comienzo. Una piedra al riñón, por lo general se forma en el riñón, por tanto el dolor se nota atrás, justo debajo de las costillas. Luego viaja o se mueve por el uréter a la vejiga y debería salir al exterior conla orina. Aveces las piedras pueden llevar un largo proceso para salir- hasta más de un mes.

Y eso es lo que deberías observar…

El mayor riesgo, si no se pasa o no se trata, se produce una infección en el riñón… y el enfermo necesitará un antibiótico para matar los gérmenes. Si hay mucha presión sobre el riñón, puede haber algún daño y a veces una persona necesita una cirugía para drenar el pus.

Si has estado en el consultorio de tu doctor… y sabes que tienes una piedra en el riñón, has tomado calmante para el dolor… ¿qué más puedes hacer?

Si el dolor se va y piensas que la piedra se ha ido, lo mejor que puedes hacer, es como lo dijo el tío de Benjamín… beber mucha agua. Pero, si el dolor no se ha ido o regresa y no te sientes bien… y si tienes fiebre alta… y la espalda te duele y estás muy sensible… necesitas ver al doctor para algún tratamiento más. En algunas áreas del mundo, los cánceres de riñones, uréter y vejiga son muy comunes. Pueden producir un dolor como si fueran piedras, por eso es importante ver al doctor.

Es interesante hacer notar que algunas personas son más proclives a tener piedras en el riñón, que otras. Por ejemplo, se da mucho más en hombres blancos que en cualquier otro. Y para algunos, es un problema de familia o sea heredan de sus progenitores. Es muy raro que se dé en los niños, pero si sucediera es importante tratarlo con el doctor para evitar complicaciones mayores.

Entonces podemos repasar lo dicho anteriormente: el síntoma más claro de piedras en el riñón es un dolor insoportable. Algunos dicen que es peor que el dolor de dar a luz un hijo. Por tanto hay tres pasos básicos: tomar un calmante para el dolor, esperar que actúe y observar si no hay una infección.  Si tu riñón produce piedras, hay alimentos que es mejor evitar; pregúntale a tu doctor acerca de una dieta alimentaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.