Frutos secados al sol

Tener frutos secos en casa es algo muy útil a la hora de tener hambre y no tener la comida pronta aún. Echar mano de unas pasas de uva o de damasco o manzana para calmar el hambre es mejor que comer una golosina que contiene mucho azúcar o un bocado con mucha sal.

Te preguntarás ¿porqué es tan bueno para nosotros tener a mano algunos frutos secos? Pues bien; principalmente porque se trata de una fruta y la fruta siempre es buena. Contiene muchas vitaminas y minerales que nuestros cuerpos necesitan. Y los frutos secos tienen casi las mismas vitaminas y minerales que tienen los frutos crudos o frescos.

Otra pregunta que podrías tener es si realmente los frutos secos son tan saludables como la fruta fresca. La fruta fresca es muy buena para nosotros… como sabes da a nuestros cuerpos rápidamente la energía que necesitamos a través de sus azúcares naturales y contienen mucha fibra que ayuda a que el sistema digestivo trabaje bien.

La buena noticia acerca de los frutos secos es que están llenos de fibra y nos dan mucha  energía y la mayoría de las vitaminas y minerales se encuentran allí aún después que el fruto pasó por el tratamiento del secado. Así que una fruta completamente seca nos da la misma nutrición como lo haría esa misma fruta fresca. Pero la fruta que ha pasado por el proceso de secado tiene más azúcar, por tanto debes comer menos en el caso que sufras de diabetes o quieras perder peso.

Y por supuesto al ser más pequeña, ocupa menos lugar que la fresca al almacenarla. Además la puedes guardar por largo tiempo, mucho más que la fruta fresca.

Sí, eso es cierto. Y debido a que la fruta fresca generalmente crece en cierta estación;  con la que fue secada al sol tenemos para comer por más tiempo; así que sécala y guárdala para cuando no haya fruta fresca y cruda.

¿Quieres saber cómo se obtiene esa fruta para almacenar? Quiero decirte que yo estuve muy curiosa para aprenderlo. Es muy interesante el proceso así que ahora te vamos a contar lo que aprendimos nosotras.

Y ¿sabes qué? No es difícil… pero es necesario tener algunos cuidados especiales para asegurarnos que se seque apropiadamente y permanezca limpia. El clima es importante también. Si planeas secar fruta al sol, debes asegurarte que habrá entre 3 y 5 días calientes, soleados y no deben ser días demasiado húmedos.

Es importante que el proceso de secado no sea interrumpido y que la fruta no se enfríe y se vuelva a calentar otra vez porque de ese modo puede hacer que se forme moho sobre ella.

Así que si vives en áreas frías no podrás secar frutas al sol. Pero a su vez la fruta fresca no se echará a perder tan pronto como en los lugares muy calientes. Para lograr un buen secado es necesario clima caliente y seco.

Para secar la fruta puedes valerte de las asaderas o bandejas de horno. Pero si lo deseas puedes fabricar una bandeja de madera. Necesitas un marco de madera, puede ser rectangular y del tamaño que desees hacerlo. Usa unas tablas o una tela o una redecilla sobre la cual pondrás la fruta y una malla de metal o mosquitero para evitar que los insectos se posen sobre la fruta a secar. Cepilla y lava todo con agua y jabón, déjalo secar y luego usarás esta gran bandeja para colocar la fruta cortada. Es importante que el aire pueda circular entre las frutas para un secado parejo por arriba y por debajo de la fruta.

Una vez que tienes la bandeja pronta, piensa qué fruta podrás secar…  Es importante escoger buena fruta madura pero no remadura. Variará según el lugar donde vives. Pueden ser damascos, mangos, bananas, manzanas, duraznos, ananás, peras… y por supuesto tomates que más que un vegetal es una fruta.

Antes de comenzar a manipular la fruta, quita los anillos de tus dedos, limpia tus uñas y lava las manos con agua y jabón. Si estás enferma o tienes una herida en tus manos deja la tarea para otro día cuando la herida haya sanado.

Corta la fruta a secar en finas tajadas o gajos lo más parecidos. Algunas frutas luego de cortadas se ponen marrones muy pronto,  ¿Qué puedes hacer entonces? Las manzanas, bananas, duraznos y peras necesitarán ser remojados en jugo de limón, lima o piña por 5 minutos antes de ser colocados enla bandeja. Losque no se ponen marrones no necesitan ser remojados antes. A los tomates, salpícalos con sal por el lado del corte, eso les ayudará a preservarlos.

Coloca la bandeja de secado en un lugar donde le dará pleno sol durante el día. Suficientemente alto como para que los animales no le anden encima, tampoco donde haya polvo ni le caiga el humo de los motores de autos o motos.

Le llevará varios días hasta que la fruta comience a secar… ¿Qué otra cosa necesitas saber? Una muy importante es cubrir la fruta cada noche o entrarla ala casa. Hayque evitar que se enfríe con el fresco de la noche para evitar el moho.

Luego al otro día no olvides destaparla o sacarla al sol nuevamente. Con manos limpias gira los trozos de fruta.  Para saber si está lo suficientemente seca puedes cortar un gajo y ver cómo está dentro. Se va pareciendo a un trozo de cuero y si lo masticas debería ser como una goma de mascar. Si te parece que está suficientemente seca puedes poner la bandeja en un lugar aireado y a la sombra para que el sol no las reseque demasiado. Los tomates deben estar bien secos.

¿Qué más es necesario hacer, antes de poder comerlos? Permite que la fruta se enfríe, en algún lugar adentro. Luego colócala en un recipiente grande y sacúdela o muévela varias veces por día por una semana. A esto se le dice “ecualizar” o igualar. Esto permitirá que cualquier gota de humedad que permanezca en algún trozo, será esparcido igualmente entre todala fruta. Otramanera de hacerlo es colocar la fruta en bolsas de papel y cerrar arriba. Colgar las bolsas en una cuerda y cada día sacudirlas suavemente varias veces al día y luego podrás saber que están prontas para ser almacenadas. Guarda las bolsas en lugar seguro, fresco y oscuro, cuidado con los roedores, asegúrate que podrás comer esa fruta algún día.

¡Ya quisiera probar algunas de ellas! Alguien me dijo que puedes secar fruta al horno poniendo una temperatura bien baja pero hoy no tendremos tiempo de explicarlo. Es más rápido y por supuesto si vives en lugares fríos y con poco sol será un buen método. Es nuestro deseo que pruebes de secar frutas y luego disfrutarlas al comerlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.