Manejo del dinero

¿No te alcanza el dinero? ¿No sabes cómo llegar a fin de mes? No eresla única. Amuchas de nosotras se nos escapa el dinero de entre las manos y nos preguntamos, ¿qué puedo hacer? En el programa de hoy queremos compartir algunas ideas acerca de cómo puedes manejar mejor tu dinero.

Cada día hay algo más para aprender e informarnos de modo que podamos enfrentar cada situación del diario vivir con mucha sabiduría y entendimiento.

Así es y en especial si hablamos de dinero. ¿A menudo estás preocupada por causa del dinero, que no te alcanza para llegar a fin de mes y dormir tranquila?  Es un tema complicado que muchas veces te quitala paz. Poreso decidimos reunir algunas ideas y consejos básicos para ayudarnos a organizar el poco o mucho dinero que acostumbras manejar cada mes y no caer enla desesperación. Graciaspor estar allí y  quizás tengas buenas ideas para compartir de lo que a ti te sirve en relación a este tema. Para tranquilizarnos escuchemos esta canción y luego entraremos a dar ideas.

Hoy en nuestras Lecciones para la Vida hablaremos acerca de un tema práctico, un tema de todos los días. Me refiero al manejo del dinero. Yo he aprendido que cuando tenemos algo de dinero que nos quedó después  de haber pagado las cuentas a fin de mes o si nos hemos propuesto ahorrar algo deberíamos tratar de hacer que ese dinero no quede ocioso, tenemos que hacerlo producir.

Qué quieres decir con eso de “tenemos que hacerlo producir”

Bueno… no siempre será posible, pero si puedes inviértelo en algo que te produzca más dinero, aunque sea poco.

Seguramente, te refieres a algo así como hizo mi amiga. Con un poco de dinero que ahorró compró unas gallinas. Cada día esas gallinas ponen huevos. Algunos los usa para la familia y otros los vende a sus vecinas y gana algo de dinero nuevamente.

Ese es un buen ejemplo de inversión o de hacer producir el dinero. Sencillo pero sirve para explicar lo que quiero decir. Una persona con algo más de dinero puede invertir en algún otro negocio. Por ejemplo, Juan,  un joven de 18 años compró una moto y trabaja en una casa de comidas haciendo delivery, repartiendo los pedidos a domicilio. Gana por cada entrega que hace  y vuelve a tener su dinero. Tú podrías comprar… haber… una máquina de coser y hacer ropas para la venta y así recuperar el dinero que invertiste en la máquina.

Otra opción podría ser obtener un préstamo bancario e invertir en algún negocio.

No está mal la idea, pero debes tener mucho cuidado en devolver fielmente las cuotas de ese préstamo en fecha, de otro modo te meterás en un serio problema.

Requerirá un poco de sacrificio y negarte por un tiempo algunos gustos. Será necesario hablarlo con todala familia. Todosdeberán colaborar con estas pagas extras hasta terminar las cuotas y devolver el préstamo. Los niños sabrán que por un tiempo no deberán pedir cosas extras

Será posible si lo planificas bien. Debo admitir que a veces gasto dinero en cosas que no son imprescindibles o que se podría dejar para más adelante y así como familia luchar para pagar a tiempo lo que tenemos entre manos.  ¿Te ha pasado ver algo en una tienda y querer comprarlo sólo porque es lindo y no lo tienes?

¿No serás una compradora compulsiva? Hay personas que no pueden tener dinero en sus manos sin gastarlo, y a veces en cosas que ni eran tan necesarias o que podrían comprar más adelante.

Por eso, la necesidad de elaborar un presupuesto. Cada familia debería escribirlo…

¿Puedes explicarlo mejor? Eso de un presupuesto…

Te lo explicaré. Un presupuesto es un plan del dinero que vas a usar o necesitar. Puedes hacerlo por semana o por mes, depende cómo ganas tu dinero. Si el dinero que ganas es diferente cada semana, te conviene hacerlo por semana. Aún hay personas que ganan su dinero por día.  Cuando es así es bueno anotar cada día lo que ganas o cada semana. Por lo general cobramos por mes, ¿verdad? Para hacer un promedio,  tomemos como base por  ejemplo, las 4 últimas semanas. Anotas las entradas durante ese tiempo, sumas y luego divides entre 4 para obtener un promedio y tener la idea de cuánto tienes para gastar cada semana y poder llegar a fin de mes.

Será necesario que anotes todas las cuentas que has tenido que pagar en las últimas cuatro semanas, prácticamente un mes de gastos. Anota también las compras del mercado, frutas y verduras, pan, leche, carne… y todo lo demás. No olvides de anotar lo que gastas en electricidad, agua, teléfono  Sumas y divides entre cuatro para tener una idea cuánto dinero necesitas para la semana.

Espero que el dinero que entra a tu casa sea más de lo que suman tus gastos porque de otro modo comenzarás a generar una deuda. Si los gastos son más que las entradas, deberías revisar tus gastos y considerar si hay compras que se podrían evitar. Por ejemplo, ropas, bebidas, chocolates…  cosas que no son imprescindibles o pueden esperar…

Veo que las promociones por los medios de comunicación acerca de lo que deberías comprar son muy fuertes. Te dicen que para ser linda o sentirte realizada debes usar tal o cual cosa, ya sea una crema, un maquillaje o una ropa. Te trabajan psicológicamente y si no estás atenta puedes caer en la trampa y te entra la necesidad de tener eso que todo el mundo quiere o tiene.

Entiendo, es un problema muy común y puedo comprenderlo. Todas necesitamos  un regalo, una atención de vez en cuando. Las personas pobres a veces gastan su dinero de un modo no inteligente, pero ¿sabes? Con los ricos también pasa.  Sin embargo, si quieres superarte y salir del círculo de la pobreza, debes aprender a ahorrar tus pesitos. Creo que debes cambiar radicalmente tus hábitos de gastar, de querer siempre tener lo mejor o comprar todo lo que se promociona por allí. Por eso un presupuesto puede ayudar.

Veamos entonces cómo proceder. Debes tener una libreta o un cuaderno donde anotar las cosas que debes pagar. Qué cosas son las más importantes y necesarias, las que se deben pagar sí o sí. Al cobrar tu dinero siéntate por un momento y organiza los pagos. Hay una serie de pagos fijos que debes hacer cada mes.

Primero: Aparta el dinero para las cosas básicas y ponlo en un sobre: Electricidad, Agua, Teléfono, Alquiler de la casa, Impuestos, combustible si tienes auto, Comida, Colegio de los hijos si fuere pago, Sociedad médica, y otros. Es dinero que no debes gastar para otra cosa. Lo pones aparte y lo más pronto posible vas pagando esos gastos.

Bien , Esa es una buena y sencilla manera de planificar  lo que puedes gastar.  El próximo paso es comparar entre lo que entró de dinero y la suma de las salidas. Probablemente cada tanto tiempo se deberá ajustar el plan de gastos en relación a las entradas. Te podrás sorprender cuando de ese modo puedes apartar un poco de dinero para ahorrar y mes a mes vaya creciendo esa cantidad.

A menudo no sé si lo lograré, pero una cosa es segura, me sentiré feliz y con la conciencia tranquila por usar sabiamente el dinero de la familia o el mío propio. Al mirar a nuestro alrededor seguramente encontraremos gente que está peor, no importando cuán pobres somos. Cuando tenemos una actitud de querer mejorar las cosas en vez de caer en la desesperación, podremos ayudar a otros que están peor y nos sentiremos bien.

Eso es cierto. Hay una bienaventuranza que dice; ¡”Mejor es dar, que recibir” Trae mucha alegría tener para nosotros y poder compartir con otros y no se trata sólo de dinero sino de muchas otras cosas. Y eso se logra si somos ordenadas y planificamos poniendo las prioridades  en su lugar, en este caso si hablamos de dinero.  Podemos decir que la amistad en realidad es mucho más valiosa que el dinero.

Pero por culpa del dinero, ¡cuántas veces perdemos una amistad! Por eso creo que es importante saber planificar un buen presupuesto para no gastar más de lo que entra cada mes a nuestro hogar y no tener deudas que nos estresen.

Y a ti ¿te cierran los números o estás en rojo? Siéntate y escribe tu presupuesto y no gastes más de lo que ganas. Será una manera que puedas dormir en paz. Escríbenos y dinos tu experiencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.