25 de Agosto

Integridad y generosidad para que cumplan “reyes y todos los que estén en eminencia, para que llevemos una vida tranquila y reposada en toda piedad y dignidad.” (1ª. Timoteo 2:2) ¡No olvides el poder de la oración! “El corazón del rey es como una corriente de agua en la mano del Señor: La conduce a todo lo que Él quiere” (Prov. 21:1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.