Editorial Julio 2015

30 de Junio
30 junio 2015
Cartas y testimonios de hombres
1 julio 2015

Querida amiga:
Gracias por escoger orar este mes a través del calendario de oración de Proyecto Ana, mientras oramos por los hombres, esposos y padres. Cuán maravilloso que podemos pararnos en el lugar del trono de nuestro padre celestial y a través de Jesucristo interceder no sólo por las mujeres a quienes servimos sino también por los hombres en sus vidas.
Donde sea que voy, a menudo escucho a los hombres pidiendo por un programa de radio para hombres. Hace cuatro años, Dios usó a un hombre en Mozambique manifestando la moción de este ministerio tan necesario. Fue justo después de una reunión de oración de Proyecto Ana donde asistió el hermano Rinse Postuma del socio nacional de RTM para Los Países Bajos y Bélgica. El hombre preguntó a Rinse: “¿Por qué RTM tiene un programa especial sólo para mujeres? ¿Por qué no para hombres? ¡Nosotros necesitamos mucha ayuda! El hermano Rinse me pasó la inquietud y sentimos que era el tiempo de Dios. Hombres y mujeres comenzaron a orar por este nuevo ministerio.
En abril del 2015, Dios respondió las oraciones de muchas damas de Proyecto Ana en muchos países mientras RTM lanzaba un nuevo programa de radio de un ministerio asociado denominado Champions Arise, (Surgen campeones) un compromiso para bendecir a los hombres alrededor del mundo y animarles a ser los esposos, padres, y “campeones” resueltos que Dios quiere que sean.
Este es especialmente un sueño hecho realidad por mi esposo, Edmund, quien dió el punta pié inicial del proyecto. Por años he observado su pasión, sus esfuerzos, para encontrar el contenido correcto, sus largos períodos de ayuno y oración, animando a otros a hacer lo mismo. Mensualmente, él y un grupo de hermanos de RTM se reúnen para orar por los hombres y por estos programas. ¿Su estrategia? En cooperación con otros ministerios, Champions Arise utilizará contenidos Cristo-céntricos, orientados a la gracia y tecnologías emergentes para desarrollar, traducir, producir, distribuir y usar en radio y otros medios, para enseñar y adiestrar a los hombres a través del mundo.
Estoy agradecida por nuestros hombres intercesores que fielmente oran por Proyecto Ana. Mi esposo está sobre sus rodillas diariamente, orando por las mujeres y ha llegado a ser un defensor de las mujeres y el ministerio de Proyecto Ana desde su concepción. Ahora es nuestro turno. Intercedamos por el ministerio Champions Arise, y en particular por hombres que están buscando ayuda y dirección. Necesitan ser libres de las ataduras del egoísmo, del pecado, y en muchos países, de prácticas culturales dañinas. Imagínate la bendición cuando ellos lleguen a ser líderes de valor y carácter por quienes las mujeres de sus vidas suspiren.
Creyendo contigo,
Marli Spieker
Fundadora, Directora Ministerio Global
Proyecto Ana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.