Líderes internacionales demanden que gobiernos abusivos sean tenidos responsables por sus ataques sobre los inocentes como también el mal uso de sus recursos naturales (combustible, diamantes, etc) y finanzas recibidas de organizaciones de ayuda.