Editorial Abril 2016

Que las mujeres sigan el sendero de la fe…
31 marzo 2016
Mujeres en Bonaire y Cuba, Haití y República Dominicana…
1 abril 2016

Querida amiga:
Este febrero, Dios me invitó a unirme a ti en compartir la maravillosa esperanza de Cristo por las mujeres a través de Proyecto Ana. Como la nueva directora del ministerio global, estoy conmovida en recibir la tarea de cuidar y dirigir el futuro de Proyecto Ana. Con agradecimiento a ti, Marli Spieker, y para los cientos del personal y de las voluntarias, celebro el sólido fundamento sobre el cual podemos construir.
Quiero comenzar nuestro viaje diciendo “gracias” por tus oraciones de muchos años con Proyecto Ana y por usar los calendarios de oración como guía. Tú eres una parte de la fuerza de la oración en 125 países. Juntas estamos poniendo nuestras oraciones en acción a través de los 69 idiomas del ministerio de radio y a través de alcance estratégico en comunidades locales, y estamos fielmente comunicando las necesidades de las mujeres alrededor del mundo. Dios está haciendo una gran obra y estoy ansiosa de ver lo que Él tiene para nosotras en el futuro.
Este mes oramos por nuestras hermanas en el Caribe. Oremos para que sus corazones sean tocados y sus vidas sean sanadas en Jesús. Puedan experimentar Su belleza en sus corazones, más de lo que ellas ven y disfrutan de Su hermosura rodeándolas en Su creación.
Tus fervorosas oraciones nos mantengan apegadas a la Vid que nos sostiene en cada paso del camino. Sin tus oraciones no podríamos lograr la obra que Él ha puesto ante nosotros. Mientras continuamos orando, regocijémonos porque Él escucha nuestras oraciones. Él escoge a los corazones quebrantados. Perdona cuando confesamos. Provee esperanza y sanidad por la eternidad a través de Su Hijo, Jesús. (Salmo 32:21; 34:17; 1ª.Juan 1:9; Juan 3:16 y 15:5)
Por siempre estoy agradecida a ti y a tu compromiso de orar por las mujeres en todo el mundo. Sé que Dios ve a nuestras mujeres y oye sus ruegos. Continuemos estando en la brecha por nuestras hermanas mientras llevamos esperanza a las mujeres de todo el mundo en la persona de Jesús.
En Él nuestros corazones se regocijan.
Peggy Banks
Directora del Ministerio Global
Proyecto Ana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.