Editorial Diciembre 2016

Que las mujeres sepan que Dios es su creador…
1 diciembre 2016
Que las mujeres comprendan que Dios se revela a través de la creación…
2 diciembre 2016

“Porque un niño nos es nacido, un Hijo nos es dado, y el dominio estará sobre su hombro. Se llamará Su nombre: Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.” Isaías 9:6.
Queridas Intercesoras:
Qué gozo es celebrar contigo el nacimiento de nuestro Salvador, Jesucristo. Cuando comencemos las oraciones en el mes de diciembre, por favor recuerda orar por la familia y los amigos que no conocen a Jesús como su Salvador.
Yo sé que a veces cuando miramos a todo lo que está pasando en el mundo, podemos sentir la desesperación que las cosas nunca van a cambiar. Podemos ser tentadas a perder el ánimo o darnos por vencidas en nuestras esperanzas que Dios escuche nuestras oraciones. Sin embargo creo que la oración fiel es nuestra respuesta a la desesperación. Por fe, creemos que hay un Dios que escucha nuestras oraciones y está cerca de los quebrantados de corazón. Por fe, creemos que cuando nos reunimos a orar juntas, Dios está con nosotras.
Mujeres que oran, creen que nuestras oraciones pueden ser contestadas aún cuando no podemos ver los resultados con nuestros ojos físicos. Sabemos que cuando no sabemos qué hacer, oramos a un Dios quien sabe todas las cosas y obra en todo para lograr su propósito. Cuando enfrentamos los obstáculos una y otra vez, oramos, creyendo que podemos hacer todas las cosas a través de Cristo, que nos da fuerzas. Nunca debemos perder la esperanza en un Dios cuyo amor es siempre el mismo ayer, hoy y por los siglos.
Gracias a cada una por un maravilloso año de intercesión. Vuestro incontable y sacrificial compromiso para orar ha tocado mi corazón muy profundamente. Estoy pendiente de otro año de pedidos que estallarán ante las puertas de los cielos mientras que las voces de alrededor del mundo levanten el nombre de Jesús. Gracias por creer y orar a un Dios que está cerca y escucha los ruegos de sus hijas.
Y gracias por vuestro continuado amor y apoyo, creyendo que hay un Dios que puede hacer mucho, mucho más que lo que jamás podamos pedir o imaginar (Efesios 3:20). Por favor continúa orando por la guía y dirección de Dios mientras entramos en otro año de fiel servicio a nuestro Señor, pidiendo a Dios que traiga muchas, muchas más intercesoras que se unan a nosotras en el año por llegar.
En Él nuestros corazones se regocijan.
Peggy Banks
Directora Ministerio Global
Proyecto Ana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *