El tiempo de Navidad es un regalo

Porque un niño nos es nacido,
Un Hijo nos es dado, y el dominio estará sobre su hombro.
Se llamará Su Nombre: Admirable, Consejero, Dios fuerte,
Padre Eterno, Príncipe de Paz.
Isaías 9:6

Queridas amigas:

En medio de todas las distracciones y presiones del tiempo de Navidad, es apenas sorprendente que yo les escriba una carta este mes animándolas a tranquilizarse y desafiarlas a enfocarse en la celebración del magnífico nacimiento de Jesús. Pero como dice un sabio dicho antiguo: “Las personas necesitan que se les recuerde más a menudo de lo que necesitan ser instruidas.” Así que volvamos a Isaías 9 una y otra vez para recordarnos acerca de esta maravillosa celebración de esperanza para el pueblo de Israel y para nosotras hoy.

La Navidad es un tiempo para reunir amigos y familia para adorar y regocijarnos sobre el Maravilloso Consolador y
Príncipe de Paz que se nos ha dado. ¡El tiempo de Navidad es un regalo para cada una de nosotras! Es una invitación
para todas para venir y ver y adorar este regalo eterno que nos ha sido dado por nuestro gran Dios.

¿Qué significa esto para ti? ¿Cuál es uno de los recuerdos favoritos o tradición que te enfoca en el nacimiento de Jesús?
Cuando fui niña, siempre íbamos a un servicio de una iglesia al atardecer de la Navidad. Toda la familia se levantaba
para participar junta y luego regresábamos a casa para disfrutar una cena de celebración. Estos eventos especiales nos ayudaban a enfocarnos en el nacimiento de Jesús y darle gracias antes de volver nuestros ojos a los atractivos regalos bajo el árbol de Navidad.

Este diciembre, oremos cada día con un corazón gozoso porque Dios nos ha dado un Maravilloso Consolador que nunca nos dejará o nos olvidará. Y recordemos que este es un tiempo para celebrar la esperanza de un nuevo futuro y una invitación de llegar y ver al Príncipe de Paz.

Abran sus ojos y corazones para ver- “Porque un niño nos es nacido…”
¡Feliz Navidad! Que vuestros corazones sean llenos con el amor de Dios y sus oraciones sean llenos de agradecimiento y gozo.

En Él nuestros corazones se gozan,
Dra. Peggy Banks//Directora del Ministerio Global//RTM Mujeres de Esperanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.