La paternidad

Dios nuestro Padre
26 marzo 2021
Un deseo de Pascua – María frente a la cruz
29 marzo 2021

Muchas de nosotras que escuchamos este programa ya somos personas adultas o quizás no tanto. Si les preguntara qué memorias o recuerdos guardan de su niñez y adolescencia, estoy segura que me contarían dulces recuerdos del pasado. Puede ser que algunas me hablarían de los paseos a caballo por el campo de los abuelos. Otras de ustedes me contarían de las vacaciones en ese hermoso parque donde dormían en una carpa que ayudaban a armar a su papá y dónde pasaban horas frente al arroyo intentando pescar y sentir la emoción de sacar una mojarra o algo más grande. Largas caminatas por el bosque descubriendo madrigueras de conejos o viendo los hongos crecer junto al tronco del inmenso árbol. ¡Cuántos maravillosos recuerdos vividos junto a papá y su sabiduría al hablarte de cada cosa al pasear juntos!

Hoy queremos hablar acerca de la maravillosa tarea de ser papá. La tarea de padre es una de las más grandes e importantes jamás vividas. Comienza con un pequeño bebé. El papá siente como que tiene una gran tarea por delante sosteniendo en sus brazos inexpertos a ese pequeño, pero mientras el niño crece, pareciera que la tarea también crece. Pensemos juntas en la importancia de ser padre en estos días modernos. Si algún hombre nos escucha pensará que la paternidad comienza con lo básico: asegurarse que su familia tenga un lugar donde vivir, suficiente comida para comer y reciba los cuidados adecuados. El padre quiere ser el protector de su familia. Pero, honestamente, ser padre es mucho más que eso. Puede haber hombres que tengan muy bien alimentada a su familia, pero no sean buenos padres.

La tarea de ser padre parece crecer, no solo porque la familia crece en tamaño sino también porque los hijos se ponen mayores. Un bebé solo necesita la leche de la madre, estar calentito y brazos amorosos que lo acunen si tiene sueño o está aburrido. Cuando ese pequeño va llegando a sus dos años lo que necesita es paciente enseñanza y disciplina, y necesita el ejemplo de sus padres para modelar su comportamiento. Están en la edad en que necesitan mucho tiempo de calidad y ganarse la confianza de sus padres. Cuando esa pequeña criatura llega a la adolescencia necesita ser escuchado y comprendido. También necesita se le dé la oportunidad de hacer una contribución a la familia opinando e involucrándose en decisiones que la familia necesita tomar. ¡Está creciendo rápidamente!

Como puedes apreciar, ser padre no es solo tener la tarea de cuidar niños. Es ser responsable de enseñar a alguien acerca de la vida, moldear su carácter y ayudarlo para que llegue a ser la persona que Dios ha diseñado que sea. La manera en que los padres se comportan hará y será una gran diferencia en la manera que nuestros niños se comportarán. Cada día que pasa en la vida de un padre es la demostración a sus hijos de lo que es la vida realmente y cómo se puede vivir. Por ejemplo la clase de esposo que eres para tu esposa, es una muestra a tu pequeña niña de la clase de hombre con quien debería casarse. Y si se trata de un hijo varón, el padre le está mostrando y enseñando cómo se trata a una mujer con amor y respeto.

Cuando el padre involucra a los niños mientras hace cosas para otros, está enseñándoles lo que es el amor puesto en acción. Cuando un padre se levanta temprano cada día para ir a trabajar para proveerles los alimentos, la ropa y todo lo demás, está enseñando a sus hijos lo que es la responsabilidad y el sacrificio y la importancia del duro trabajo. Los padres deben tener presente que sus hijos los miran y aprenden de ellos y los imitan. El ejemplo es tan importante y necesario. Pronto ese niño crecerá y tendrá su propia vida independiente de sus padres. Debe saber muchas cosas para enfrentar la vida con éxito. El respeto por quienes serán sus compañeros y jefes en el trabajo; levantarse temprano para ir a trabajar y ganarse el sustento con sacrificio como lo aprendió de su papá.

Cuando la familia se reúne para leer la Biblia, esos padres están enseñando a sus hijos que la Palabra de Dios es importante. Cuando la familia va unida a la iglesia esos padres están enseñando acerca de la importancia de la adoración y el respeto a Dios nuestro Creador. Y cuando la familia se reúne alrededor de una mesa para comer juntos, los padres les están enseñando a ser agradecidos por lo que tienen y lo bueno que es estar juntos como familia. Si eres padre, no olvides que eres el modelo que tus hijos observan e imitan. Ellos están aprendiendo y te observan en tu trato con tu esposa y el respeto por los demás.

El respeto en la familia es tan importante y necesario para que los niños desarrollen una mente sana y sean hombres y mujeres de bien al llegar a ser jóvenes y formen su propia familia. Cuando un hombre invierte en su matrimonio mostrando amor y respeto, está invirtiendo en algo que dará a los niños un hogar estable y amoroso. Cuando un hombre demuestra a sus hijos que su esposa es la mujer más importante en el mundo, para él, les está enseñando de la clase de amor y respeto que ellos deberán tener por su mamá.

Si todo lo que hace un padre es alimentar y vestir a sus hijos, entonces solo está haciendo una parte del trabajo que le corresponde como padre. También debe darles de su tiempo; un tiempo de calidad ya que no podrá tener tiempo en cantidad. Eso seguramente no será fácil, porque las personas pasan muy ocupadas en sus trabajos y compromisos. Y son cosas importantes también y necesarias de hacer. No se pueden evadir, por eso es importante administrar cada momento de nuestra vida con sabiduría. Ese tiempo de calidad con los hijos puede ser solo estar juntos, sin tener ningún plan en particular, sin otras presiones de compromisos y hacer solo lo que a padre e hijo le agrada en ese momento. Puede ser mirar una película, armar un rompecabezas, tocar un instrumento musical, algo que juntos disfrutarán. Si un padre tiene varios hijos, es importante darle un tiempo a solas a cada uno, según sus necesidades particulares para conversar y saber si necesita algo en especial y diferente al otro hijo.

No olvidemos que los niños crecen muy rápido y pronto se irán de la casa paterna y has perdido la oportunidad de darle tu atención y tu tiempo. Busca la manera de disfrutar de su compañía hoy mismo. Ser padre es una hermosa tarea. Invierte tiempo para pasar con tus hijos aunque sea en esos pequeños momentos que la vida te da.

1 Comment

  1. […] el artículo «La paternidad» comenzamos a ver un importante y valioso tema como la paternidad. Para que un niño llegue a este […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.