Descansando en Jesús

Equipo en Uruguay…
5 mayo 2021
Consejos de cuidado personal
7 mayo 2021

Queremos pensar ahora en la importancia de vivir una vida equilibrada, haciendo las cosas que disfrutamos, haciendo aquellas que necesitamos hacer que quizás no nos resulten tan bonitas, ni divertidas, como cuidar de otros. Cuando aprendemos a vivir de una manera equilibrada, podremos cuidar de otros con más energía y ganas, es decir con una actitud más positiva. Recordemos lo que dijo Jesús en una ocasión mientras estaba con sus amigos. Él dijo: “Yo he venido para que tengan vida y vida en abundancia”. Hermosas palabras que nos llenan de esperanza y fortaleza. Quiero que escuches otras palabras que pronunció Jesús mientras vivió sobre la tierra. Si tienes tu Biblia búscalas en el Evangelio de Mateo capítulo 11: 28-30.

Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso para sus almas. Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana”.

Qué hermosa promesa. Jesús nos promete a todas nosotras, que si estamos cansadas y agobiadas podemos ir a Él y encontrar la ayuda que estamos necesitando. Quizás te encuentras agobiada porque estás haciendo demasiadas cosas. O quizás te sientes agobiada porque estás cargando con sentimientos de culpa. ¿Estás agobiada, tratando de agradar a Dios obedeciendo muchas reglas? ¿Estás cansada y agobiada? Si es así, puedes ir a Jesús y decírselo. Imagínate a Jesús con sus brazos bien abiertos esperando te cobijes en Él y recibas su consuelo, su sanidad y su poder para continuar. Cuéntale todas tus cosas. No olvides que Él vivió como ser humano en esta tierra y sabe de nuestros sufrimientos; Él te comprende.

Trata de encontrar un lugar tranquilo, un lugar quieto, donde puedas con libertad contarle tus necesidades, lo que estás viviendo justo ahora y si hay algo que te preocupa, cuéntaselo. El Señor dice que su yugo es fácil porque Él desea ayudarte a llevar tus cargas, como lo expresa una conocida canción cristiana que dice así:

¿Vives débil y cargada de cuidados y temor?
Jesús refugio eterno, dile todo en oración.
¿Te desprecian tus amigos? Cuéntaselo en oración
En sus brazos de amor tierno, paz tendrá tu corazón
Jesucristo es nuestro amigo, de esto prueba nos mostró
Pues sufrió el cruel castigo, que el culpable mereció
El castigo de su pueblo, en su muerte Él sufrió
Cristo es un amigo eterno, solo en Él confío yo

¿Por qué quiso hacer todo eso Jesucristo por nosotras? Es porque nos ama, y conoce nuestros sufrimientos. Él quiere ayudarnos a cargar lo que nos cansa y nos abruma. Nos dice: “Por tanto, no nos desanimemos. Al contrario, aunque por fuera nos vamos desgastando, por dentro nos vamos renovando día tras día“ (2ª Corintios 4:16). Amiga, desde aquí oramos a Dios para que te ayude en todas tus circunstancias. Digamos juntas:

Gracias Señor, por ser mi Padre Celestial que me conoces y me das la vida abundante que prometiste. Amén

1 Comment

  1. […] Continuaremos este tema en el artículo «Descansando en Jesús«. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.