14 de Enero

El Señor, nuestro Dios, que puede cambiar los corazones, y dirigir el curso de las naciones, para que cambie la corriente y capacite a líderes nacionales para que actúen a favor de la preservación de los matrimonios y las familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.