4 de Febrero

Las madres, cuyos hijos adolescentes y adultos se han entregado al alcohol y a las drogas, para que confíen en Dios que trae esperanza y gozo a su familia. Ore para que los hijos vean el gozo del Señor en la vida de sus madres y acepten este regalo también.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.