1 de Setiembre

Las muchas mujeres y niños del Sudeste de Asia que viven en la pobreza, trabajan muy duro y enfrentan terribles abusos cuando tratan de proveer para sus familias. Algunas son vendidas a la esclavitud sexual.. Ore por los ministerios que las están alcanzando y proveyendo un hogar seguro y entrenamiento laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.