Editorial Noviembre 2011

 

Querida amiga de oración:

 

Noviembre es un tiempo de gratitud en Proyecto Ana. ¡Los intercesores alrededor del mundo elevan sus

 

voces en un maravilloso coro de alabanza y agradecimiento a nuestro Señor por todo lo que Él ha hecho por

 

y a través de Proyecto Ana en 2011! Hemos testificado del poder transformador de Dios en redefinir a las

 

mujeres de todos los caminos de la vida, color de la piel y culturas. Jesucristo, el Salvador y Redentor del alma

 

de las mujeres, está sanando sus corazones quebrantados. Él está liberando a las cautivas y dando libertad

 

a las prisioneras. A través de nuestras oraciones y del programa de radio Mujeres de Esperanza, Dios está

 

confortando a incontables mujeres.

 

Hace catorce años, estando en Asia en obediencia a mi Señor, comencé el Proyecto Ana. Hoy puedo decir

 

con júbilo, ¡SÍ! “Fiel es el que os llama, quien también lo hará.” (1Tes.5:24). ¡Mi amiga, te invito a unir tu

 

voz a miles de intercesores alrededor del mundo para agradecer y alabar a nuestro Señor por Su fidelidad que

 

alcanza hasta los cielos! Demos alabanzas al Único que es inmutable, imparable e inamovible! Por medio de la

 

obediencia a Su llamado, muchas de ustedes han llegado a ser fieles en sostener y proveer para el ministerio de

 

Proyecto Ana. ¡Doy gracias a Dios por ti!

 

Este año viajé a lugares que nunca pensé que existían. Donde sea que fui, pude ver las maravillosas obras

 

de Dios de sanidad y transformación en las vidas de mujeres heridas. ¡Mi deseo es que hubieras estado allí

 

conmigo! Puedes estar segura que tus oraciones están esparciendo la esperanza del evangelio alumbrando los

 

rincones más oscuros de este mundo. ¡Las mujeres están siendo transformadas de la desesperación a mujeres de

 

esperanza! Este es el mayor gozo y alabanza que podemos traer a nuestro Padre. Sólo imagina ese glorioso día

 

cuando te encuentres a estas damas en los cielos. ¡Qué celebración será aquella!

 

Muchas gracias por escuchar el llamado de Dios a cambiar el mundo a través de la oración.

 

Bajo Sus alas,

 

Marli Spieker

 

Directora/Fundadora Ministerio Global

 

Proyecto Ana.

 

Radio Trans Mundial.

 

“Así que por medio de Jesús, ofrezcamos siempre a Dios sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que

 

confiesan Su nombre” (Hebreos 13:15).

 

Cartas del 2011 de alabanza y agradecimiento:

 

Angola

 

Alice, la coordinadora de Proyecto Ana-Angola, visitó Huila, Namibe y Benguela para animar a las

 

líderes y a las voluntarias de Proyecto Ana junto con las hermanas Catherine y Juliana. Durante la

 

reunión en Benguela, algunas damas que se habían alejado de Dios, retornaron al grupo de Proyecto

 

Ana. Cincuenta y cinco mujeres asistieron a la reunión, incluyendo al pastor de la Iglesia Evangélica

 

Congregacional, Pastor Ilda. En estas tres provincias, después de la exhortación y palabras de ánimo de

 

Alicia, diez mujeres aceptaron a Jesús como Señor y Salvador de sus vidas y más de 15 se arrepintieron

 

de sus pecados y decidieron caminar con Jesús en santidad.

 

Veinte damas asistieron a un evento de discipulado en la prisión para mujeres en Luanda. Justina

 

enseñó basada en el folleto “El corazón del hombre”. Después de la enseñanza, nuestras hermanas

 

resplandeciendo de gozo en sus rostros dijeron: “Queridas hermanas, Dios es bueno y me dio una

 

familia. Cuando llegué aquí encontré a las hermanas en Cristo de Proyecto Ana que me han ayudado

 

a hacer cosas que yo no podía hacer debido a mi discapacidad. Encontré a una real familia en Cristo

 

Jesús. ¡Alabado sea Dios!

 

Gana

 

Alabamos al Señor por Su protección a todos nuestros miembros y la paz que continuamos disfrutando

 

en nuestro país. A pesar de la falta de fondos para sacar los Programas Mujeres de Esperanza al aire,

 

que animan a las mujeres a orar juntas, aún logramos que las mujeres estén juntas. Ya sea que llueva o

 

brille el sol, hay miembros dedicadas que siempre asisten a las reuniones de Proyecto Ana..

 

Kenya

 

El equipo de Proyecto Ana en Kenya tiene toda la razón de agradecer a Dios por lo que Él está haciendo

 

en nosotras y para las mujeres a través del ministerio. Nos une cuando celebramos las bondades de Dios

 

con nuestra hermana Paciencia, (Productora del programa en Swahili) que está esperando su primer hijo

 

para el 22 de Octubre.

 

“Hoy soy una mujer llena de gozo y gratitud al Señor. Recuerdo esas noches sin dormir y todas las

 

lágrimas que derramé mientras compartía mis angustias con las mujeres de Proyecto Ana durante las

 

sesiones de oración. Después de muchos años de asuntos de mi salud en que tuve que pasar por una

 

cirugía mayor para quitar algunos vegetaciones en ambos tubos de Falopio. Unos meses más tarde

 

quedé embarazada que terminó en pérdida del embarazo. Estuve tan desilusionada. Presiones de mi

 

familia eran muchas y en lo profundo de mi corazón yo preguntaba, “¿Dios, alguna vez podré dar a luz?”

 

Alabado sea Dios que respondió mis oraciones. Estoy esperando a mi primer bebé para Octubre 22.

 

Doy gracias a Dios por las mujeres de Proyecto Ana que permanecieron junto a mi en oración y palabras

 

de ánimo. Mi esperanza y fe en Dios se renueva cada vez que oramos juntas. Agradezco a Dios que me

 

escogió para trabajar en este increíble ministerio. Alabemos el Nombre del Señor por siempre.”

 

Tanzania

 

“Celebramos con nuestras hermanas En Tanzania por el buen y rápido crecimiento después de la visita

 

de Marli en Agosto. Alabamos al Señor por las 400 mujeres y hombres que se unieron al movimiento

 

durante y después de la visita de Marli y por las 60 mujeres y hombres que dieron sus vidas a Cristo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.