3 de Diciembre

Que nuestro Padre nos limpie de cualquier influencia mundana, motivos egoístas, lujuria de la carne, codicia de los ojos y orgullo que nos pueda arrastrar lejos de sus propósitos para nuestras vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.