Cuidado del oído

Mujeres afectadas por el destructivo retrato sensual…
17 octubre 2018
Cuidando del oído – Escuchando a Dios
17 octubre 2018

Tengo una amiga que ha estado luchando para poder oír. Al principio no me daba cuenta, pero luego cuando una y otra vez me pedía que le repitiera lo que le preguntaba pensé que debería tener algún problema en su oído. Le aconsejé que fuera a ver al doctor para que le hiciera un chequeo a su oído. ¿Pues sabes lo que le encontró? Tenía un tapón de cera en sus oídos. El Doctor no pudo examinarla hasta que se le quitó la cera. La sorpresa fue que luego se comprobó que podía oír bien. No tenía ningún daño, solo estaban bloqueados con tanta cera que la había dejado sorda. No podía escuchar las voces de quienes la rodeaban claramente ni ruidos como los de los coches para evitar ser atropellada. Así que puedes ver cuán importantes y delicados son tus oídos. No los tomamos en cuenta a menos que nos enfermemos. Pero nuestra audición y nuestros oídos son verdaderamente algo de GRAN VALOR.

Alguien dijo: “No debes poner nada en tu oído que sea más pequeño que tu codo”. Creo que los especialistas de oído estarán de acuerdo con esa declaración, porque muchos problemas son causados por niños pequeños que ponen cosas pequeñas en sus oídos. O personas que se limpian sus oídos o se raspan con las uñas cuando les pica. ¿Cómo te puedes limpiar tus oídos sin meter nada que pueda dañarlos y que no sea demasiado pequeño? Lo recomendable es usar una toallita de algodón con jabón y agua y lavar la parte exterior de los oídos. Vas a causar raspaduras en el interior de tu oído si tratas de sacar la cera con cualquier instrumento. Por tanto evita dañarlo o lastimarlo para no crear más problemas.

Hay que evitar la limpieza con objetos pequeños metiéndolos muy adentro para no dañar el tímpano del oído que es una parte muy importante para nuestra audición. Así que si sientes mucha picazón dentro del oído y continúa por días, podrías preguntar en la farmacia por unas gotas adecuadas para eso. A algunas personas les sucede que el canal de su oído se bloquea más fácilmente con cera y la tentación es meter algo para limpiarlo. Ese canal está en línea con los folículos del cabello y las glándulas que producen un aceite con cera. La cera en realidad es importante. Protege el oído atrapando y previniendo el polvo, bacterias, y otros gérmenes y pequeños objetos para que no entren y dañen el oído. Protege la delicada piel del canal del oído para que no se irrite cuando te entra el agua, por ejemplo cuando tienes que nadar en la playa o en una piscina.

Se espera que la cera salga del oído al exterior. En algunas personas las glándulas producen más cera que la que puede ser removida fácilmente del oído. Esa cera extra puede endurecerse en el canal y bloquear el oído. Cuando tratas de limpiar el canal corres el riesgo de empujar la cera hacia adentro del canal y bloquearlo. Se forma entonces un bloqueo de cera que no te permite oír. El oído se llena y queda completamente bloqueado y podría ser que escuches ruidos en su interior. Necesitarás poner unas gotas por varios días para ablandar la cera. No pongas algodón en tus oídos. Las gotas o el aceite suavizarán la cera y a veces sale sola al exterior. Solo debes lavar la parte exterior a medida que sale la cera. Si no lo hace deberías concurrir a una clínica para que te laven el oído con una jeringa. Si sufres de algún otro problema en tu oído, no pongas nada en él sin antes consultar a tu doctor.

Hay otras maneras de dañar nuestros oídos aparte de meter instrumentos en ellos. Por ejemplo, si alguien te golpea fuerte en el costado de tu cabeza o directamente sobre la oreja puede causar daño en el interior del oído. Si alguna vez se produce un sangrado después del golpe, aun podrías terminar no escuchando nada. El daño que podría ser causado por un golpe con la mano abierta sobre el costado de la cabeza, puede llegar a ser importante. Esta es una advertencia para las madres que acostumbran dar sopapos con su mano abierta en la cabeza de sus hijos. ¿Sabías que tu hijo podría quedar sordo con un golpe así?

Hay daños que sanan solos, otros debemos consultar a un doctor. Por ejemplo, si hubo un sangrado en el oído, consulta a un profesional antes de que se agrave o llegue la sordera. El sangrado es una señal a tener en cuenta. También lo es el pus en el oído. Cualquier descarga que se produce en el oído podría estar indicando que hay una infección. Una infección en el oído puede ser común pero si no se trata puede causar daños serios y permanentes y aun la pérdida auditiva. Por eso es importante consultar con tu doctor.

Hay otras causas que pueden provocar la pérdida del oído. Cuando estás expuesta a ruidos fuertes por un largo período de tiempo. Por ejemplo, personas que trabajan en un aeropuerto, o en una fábrica con fuertes ruidos, deberían usar tapa oídos o algo para protegerlos. Cuando estás expuesta a fuertes ruidos por largos períodos de tiempo eso puede dañar permanentemente tu capacidad auditiva. Los jóvenes que van a fiestas o conciertos donde la música es muy fuerte se exponen a daños en los oídos. Hay personas que creen que la sordera es problema de los ancianos, pero debes saber que hay niños que pierden su capacidad auditiva por una variedad de razones incluyendo algunas enfermedades. Si tu niño no responde a tu voz o habla muy pocas palabras cuando llega a los dos años, podría ser que tiene un problema auditivo que debe ser chequeado en la clínica médica. No dejes pasar el tiempo sin llevarle a una consulta con su doctor.

No olvides que poder escuchar es una gran cosa y debemos ser cuidadosas con nuestros oídos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *