La provisión y la gracia de Dios…