Tráfico humano en Asia

La mayoría de las mujeres que escapan de Corea del Norte hacia China están dispuestas a arriesgar sus vidas porque han escuchado que se puede hacer una gran cantidad de dinero a través de la frontera del norte. Mija* huyó de Corea del Norte pensando que si trabajaba duro durante un año, podría hacer dinero limpio para alimentar a su hambrienta familia, e incluso tener una chance de ir a Corea del Sur. Sin embargo, su sueño se hizo añicos al llegar a China, donde Mija experimentó la devastadora realidad de ser vendida como esclava sexual junto a otras desertoras. Contó que fue vendida a un hombre chino mucho mayor que ella por 20.000 yuan (unos 2800 dólares). Desde niñas de 15 años hasta madres casadas son las mujeres que escapan de Corea del Norte solo para ser vendidas por traficantes humanos. Las jóvenes se venden por más precio, pero al final del día todas son vendidas por poco valor. En verdad, esta es una manera de esclavitud de los días modernos.

Eunsoo* fue vendida a un agricultor en China a la edad de 20 años. Soportó más de 10 años siendo tratada como esclava sexual hasta que alcanzó Corea del Sur en 2008. «Mis así llamados esposo, suegro y cuñado, tomaban turnos demandándome tener sexo con ellos», contó Eunsoo. «Yo no era un miembro de su familia sino solo su esclava sexual». Aunque Mija y Eunsoo dejaron atrás sus pesadillas de la esclavitud hace ya varios años, sus corazones quedaron marcados con profundas e imborrables cicatrices. Las dificultades que enfrentan los desertores de Corea del Norte son cada vez más grandes a medida que pasa el tiempo.

Mujeres como Mija y Eunsoo que viven en China hoy, están en un terrible conflicto: ¿Deberían permanecer en China, donde pueden mantener algún contacto con sus familias en Corea del Norte mientras las ayudan económicamente? ¿O deberían luchar para reubicarse en Corea del Sur creándose un hogar permanente entre los suyos de cultura libre, pero con el riesgo de perder todo contacto con sus hijos y familias? Por 18 años seguidos el Departamento de Tráfico de Estados Unidos en el Reporte de Personas ha clasificado a Corea del Norte dentro del grupo Tier 3, junto con China, Irán y Rusia. La clasificación Tier 3 es para países que no han hecho significativos esfuerzos para eliminar el tráfico humano.

Dios creó a las personas a su misma imagen. Las creó como individuos distintos, con planes especiales para cada uno de ellos. Aberrantes pecados como la esclavitud sexual y el tráfico humano que arruina esas preciosas vidas, provocan la ira de Dios. En palabras del Profeta Isaías, “Tú, Señor, eres nuestro Padre. Nosotros somos la arcilla, tú eres el alfarero; nosotros somos la obra de tus manos”. RTM Mujeres de Esperanza crea y distribuye un audio drama llamado «Tesoros Escondidos» para ayudar a las mujeres que están siendo dañadas por la violencia sexual. Por favor, ora por esas mujeres dolidas para que encuentren el coraje para lograr la libertad de sus ataduras. Nadie debería pertenecer a otro ser humano. Nadie debería tener el derecho de comprar o vender a alguien más. Oremos para que el dolor infligido por el tráfico humano llegue a su fin. Cada persona es preciosa. Nada en esta creación puede separarnos del amor de Dios.

Por Inja Jeong
Coordinadora Regional de Asia Noreste

*Por razones de seguridad se usó seudónimos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.