¿Sufres de nervios?

Aunque generalmente se cree que la afección a los nervios tiene origen netamente psicológico o neurológico, conoce las causas más frecuentes por lo que surgen los nervios.
Es de entender que en la mayoría de las casos, el sistema nervioso se altera, debido a una gran cantidad de
toxinas de la sangre, y otras impurezas que congestionan en delicado filamento nervioso.
Como se encuentra impregnada de estas sustancias tóxicas, la sangre no puede circular libremente, debilitando los nervios y muchas veces el cerebro. Casi todas las personas con el sistema nervioso debilitado no pueden conciliar el sueño y especialmente por la noche, haciéndolo a deshoras y durante el día, lo cual constituye una gran molestia.
Debe entenderse también, que una de las causas para la alteración nerviosa, es una mala alimentación, en la que falten minerales, vitaminas y proteínas naturales en las comidas que se ingieren diariamente. Una mala alimentación, una mala digestión y consecuentemente el envenenamiento de la sangre por toxinas acumuladas es la causa principal del debilitamiento nervioso.
Los síntomas para reconocer los nervios hay que tomar en cuenta lo siguiente:
Mucho cansancio, debilidad en las piernas, malestar general, pocas ganas de trabajar, calambres, temblores de las manos, miedo, angustia injustificada, preocupaciones constantes, en algunos casos, también existe sofocaciones, sudor frío, falta de apetito, además se crea un tick nervioso como comerse las uñas, arrarse el cabello, en fin algo que no deja que se esté uno quieto.
Recomendamos si estas en estas condiciones, a llevar una mejor alimentación para purificar la sangre y limpiar de las sustancias tóxicas, haciendo lo siguiente:
Alimentarse con lo siguiente:
Jugo de naranja, licuado con piña
Vaso de leche cruda licuado con durazno o melocotones con miel de abeja.
Yema de huevo con 4 cucharadas de salvado de trigo y una germen de trigo.
El jugo de naranja puro despeja el cerebro.
El durazno fortalece el sistema nervioso por su gran contenido de azufre, fósforo y potasio. Y además fortifica el sistema óseo y los tejidos musculares.
Evitar ingerir lo siguiente:
Café, té, tabaco, licor.
El café debido la cafeína contiene un estimulante fuerte artificial que al final provoca una agotamiento del cerebro.
El té tiene menor cantidad de cafeína pero no por eso los peligros dejan de ser menores.
El tabaco por la nicotina, es venenosa que puede ocasionar la muerte instantánea, pero por ser el consumo en pequeñas cantidades su efecto fatal es lento. El envenenamiento por la nicotina del tabaco es lento y destruye muchos órganos del cuerpo, especialmente las arterias coronarias, con peligro que se presente angina de pecho. Afecta también a la vista y al cerebro.
EL licor como produce adormecimiento, causa el insomnio, y esto presenta pesadillas, delirios, manías, etc., lo que debilita el sistema nervioso, afectando así al cerebro. Además de crear molestias nerviosas como irritaciones, a su vez afecta a la sangre produciendo enfermedades como colitis, úlceras, diarreas, problemas hepáticos, problemas del corazón, a los riñones, etc.
Además de lo anterior, se debe evitar el exceso de sal, los alimentos grasos, harinas, carnes, embutidos, picantes, etc.
Todo lo anterior se debe evitar consumir, para ayudar a regularizar el sistema nervioso. Y se debe ingerir comida sana para purificar la sangre, y eliminar todas las toxinas que afectan a los nervios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.