Los minerales

Fruto del Espíritu: Fe, Mansedumbre y Templanza
3 julio 2006
Editorial de Julio 2006
3 julio 2006

Recuerdo un día cuando era joven estudiante que unas nurses visitaron nuestra clase. Venían con la intención de hablarnos con el fin que donáramos sangre para el banco de sangre de la ciudad para almacenar y tener para personas que en algún momento necesitarían una transfusión. Para algunos de mis compañeros esta era una experiencia aterradora y yo también estaba nerviosa al tener que dar algo de mi sangre. Quizás el pinchazo de la aguja y todo eso… Pero me senté en la silla y la enfermera comenzó haciéndome un test, es decir una prueba y se dio cuenta que yo no podría dar de mi sangre debido al poco hierro que contenía en ese momento. El hierro es uno de los minerales que nuestros cuerpos necesitan para funcionar correctamente y a mi me estaba faltando.

Queremos explicar un poco lo que son los minerales antes de pasar a hablar del hierro en particular.
Los minerales son algo que cada criatura viviente necesita, las plantas, los animales y nosotros los seres humanos.
Nosotros dependemos de muchos diferentes tipos de minerales para controlar los fluidos en nuestros cuerpos, para ayudarnos a tener huesos y sangre sana, para la saludable función de los nervios y para una buena actividad muscular. Los minerales son como las vitaminas, ayudan a que nuestros cuerpos crezcan, se sanen y produzcan energía. De hecho si no fuera por los minerales, aún las vitaminas no funcionarían en nuestros cuerpos.

Los minerales son diferentes a las vitaminas porque ellos se encuentran sobre la superficie de la tierra. Es decir, en realidad se encuentran en el suelo donde crecen las plantas. Es por eso que muchos vegetales son excelentes fuentes de minerales.
No sólo los encontramos en las plantas, sino también al comer carne animal que se han alimentado de las plantas.

Cuando las personas hablan de los minerales por lo general los dividen en dos grandes grupos.
Los minerales mayores y los trazos minerales.
Los llamados mayores son los que más necesitamos como el calcio, el fósforo, el magnesio, el sodio y el potasio.
Un trazo de algo significa que hay sólo un poco de eso; pero aún un poco nuestro cuerpo lo necesita.
Entre estos tenemos, el hierro, el manganeso, cobre, yodo, zinc, cobalto, fluor y selenio.

Hablemos un poco más del hierro en particular. Aunque pertenece al segundo grupo es un mineral importante. No necesitamos mucho de él pero no deja de ser importante. El hierro es lo que forma mayormente nuestra sangre. Sería imposible tener un sistema inmune sano, o producir energía sin este mineral.
La principal causa que a las personas les falta hierro es porque no comen suficientes alimentos que lo contienen. Pero es posible obtener suficiente hierro debido a ciertas condiciones. Cada vez que pierdes un poco de sangre el hierro baja fácilmente.
Por ejemplo si tienes menstruaciones largas, o algún sangrado en el intestino, donde se digieren los alimentos el nivel de hierro baja. Tomar demasiado café o té pude también bajar el nivel de hierro.

La anemia es una condición que puedes desarrollar si no tienes suficiente hierro. Cuando estás anémica no puedes desarrollar suficiente hemoglobina en las células rojas de la sangre para que lleven el oxígeno por todo el cuerpo de modo que terminas sintiéndote bien débil. Una persona así no tiene ganas de trabajar, más bien sólo quiere estar acostada. Otros signos de tener bajo el hierro son cabello erizado, desvanecimientos (mareos), problemas para tragar, y reacciones mentales lentas.

La carne es una excelente fuente de hierro. Los médicos recomiendan comer carne roja, también huevos, pescado, vegetales de hojas verde, pan especial y cereales son también fuentes de hierro.
El hierro puede ser almacenado en nuestro cuerpo pero es peligroso tener demasiado de este mineral. Mucho hierro puede complicar la salud del corazón.

El calcio está en el grupo de los más importantes, especialmente para nosotras las mujeres.
No tener suficiente calcio en nuestro cuerpo puede producir una enfermedad llamada osteoporosis en que los huesos se van poniendo cada vez más porosos y débiles.
Afecta más a las mujeres que a los hombres. Aún sin tener osteoporosis las mujeres naturalmente comenzamos a perder algo de este mineral pasando ya los 35 años de edad.
Pero el calcio no es sólo para nosotras las mujeres sino que le da a todos los huesos y dientes, más fuertes. Previene también el cáncer y protege nuestro corazón para que luche contra las enfermedades.

El calcio es útil para bajar la presión sanguínea. Ayuda a romper las grasas que el cuerpo puede usar. Así como el bajo nivel de hierro, la falta de calcio puede bajar el nivel de nuestra energía.

Otro beneficio del calcio es proteger nuestros huesos y dientes de ser dañados por el plomo. Crea una barrera sobre nuestros huesos de modo que este peligroso metal no se introduzca en nuestros cuerpos.
La mejor fuente de calcio es la leche y otros derivados de la leche como ser el queso y el yogurt. También lo podemos encontrar en las nueces, porotos, pescados, como también en vegetales de hojas verdes y en las frutas.

Es muy importante recalcar que el calcio se forma también en nuestros cuerpos cuando hacemos ejercicios. Por ejemplo caminar cada día, correr, hacer bicicleta.
La vida sedentaria (sin ejercicio) es muy mala enemiga para la salud. No te dejes ganar por la quietud, mueve tu cuerpo cada día. Si puedes pagar anótate en un club de gimnasia, de otro modo invita a tu vecina y salgan a caminar cada día.
Los ejercicios también son buenos para el corazón y todo el cuerpo como así también para la mente.
El calcio ayuda a las personas a descansar bien por las noches, así que si no te puedes dormir trata de beber algo de leche calentita antes de ir a la cama.
El calcio te ayuda a tener una piel sana y bonita.

El fósforo es otro mineral mayor que se encuentra en muchos alimentos. Como el calcio ayuda en la formación de nuestros huesos y dientes. Ayuda en el crecimiento de las células. También es necesario en el buen funcionamiento del músculo cardíaco y de los riñones.
La función más importante del fósforo es ayudar al cuerpo a usar las vitaminas que recibe y cambiar los nutrientes de la comida en energía.
El fósforo junto con el calcio y el magnesio trabajan unidos y lo hacen mejor cuando los tres están en la misma proporción.

El fósforo se encuentra en la mayoría de los alimentos. Las sodas y refrescos carbonatados contienen gran cantidad de fósforo aunque los refrescos tienen un índice muy alto de azúcar que a su vez no es bueno para la salud. Los granos de maíz, los productos lácteos, los huevos, el pescado y otros tienen mucho fósforo.
El cuerpo usa los minerales para ejecutar diferentes funciones, desde construir fuertes huesos hasta enviar los impulsos por los nervios. Algunos minerales se usan aún para hacer hormonas o mantener normal los latidos del corazón.

Hay muchos tipos diferentes de minerales todos con diferentes tareas que hacen en nuestros cuerpos.
Sin estos minerales sufriríamos enfermedades tales como anemia y osteoporosis.
Espero que no te sucedan a ti y que estos consejos te ayuden a mantener saludable tu cuerpo si cumples lo explicado.
Recuerda que para tener hierro come carne roja, para tener calcio toma leche todos los días y come derivados de la leche como ser yogurt, y otros.
Y por sobre todo haz ejercicios cada día. Camina, corre, anda en bicicleta, lo que puedas pero hazlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.